Alcaldesa de Cotija, Yolanda Sánchez, narra el terror que vivió durante su secuestro en Zapopan

Yolanda Sánchez reveló que está pensando aun si continuará en la presidencia municipal de Cotija, Michoacán, pues "no se encuentra bien"
0
531
Yolanda Sánchez.

El nombre de Yolanda Sánchez, alcaldesa de Cotija, Michoacán, estuvo en boca de todo mundo debido a que fue víctima de un secuestro en las inmediaciones de un centro comercial de Zapopan, en Jalisco. 

La mañana de ayer martes se informó sobre su liberación. Autoridades de los tres niveles de gobierno confirmaron que se encontraba sana y salva, y que no presentaba daños, al menos físicos

LEER MÁS: Localizan a Yolanda Sánchez, alcaldesa de Cotija, Michoacán

Por la noche, la presidenta municipal ofreció una entrevista para Grupo Fórmula, donde explicó, casi minuto a minuto, lo que ocurrió en los dos días que estuvo privada de la libertad. 

“Me siento físicamente de salud, estoy bien, pero emocionalmente no alcanzo a procesar la dimensión de esta situación que desgraciadamente me tocó vivir”, 

Yolanda Sánchez revela, minuto a minuto, su horrorosa experiencia 

La alcaldesa contó al periodista Jaime Núñez que había a la plaza Altea, en Zapopan, de compras junto con sus asistentes. Cuando se dirigían a su domicilio, hombres armados la interceptaron y se la llevaron. 

“Después de que me privaron de mi libertad me trasladaron a un domicilio, no puedo calcular el tiempo (…) y me llevaron a una casa de seguridad, porque me tenían con los ojos vendados y esposas”, relató.  

Sánchez explicó que nunca hubo violencia física o sexual, sin embargo, sí hubo psicológica, pues en todo momento le estuvieron lanzando amenazas

La mujer explicó al periodista que por lo poco que pudo escuchar, cree que siempre estuvo secuestrada en una casa ubicada en la Zona Metropolitana de Guadalajara, donde escuchó muchas voces. 

¿Seguirá en la presidencia municipal de Cotija? 

La presidenta agradeció a todos los niveles de gobierno por el apoyo brindado, sin embargo, reconoció que dejar el cargo puede ser una opción, pues lo que vivió fue algo muy fuerte. 

“Mis hijos están destrozados, mi familia está mal, yo no estoy bien. Estamos viendo reuniones con mi gente para ver cuál es la determinación que vamos a tomar”, expresó.

Guadalupe Cruz