Arturo Zaldívar se olvidó de la austeridad: buscaba “pensión dorada” de más de 250 mil pesos y hasta el sillón de la Corte

Arturo Zaldívar habría olvidado la política de austeridad que pregona AMLO, pues quería miles de pesos tras renunciar a la Corte
0
700
Arturo Zaldívar

El nombre de Arturo Zaldívar se encuentra en el ojo del huracán, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) revelara que mientras fue presidente de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN) le ayudó a influir en las decisiones que tomaban los jueces

LEER MÁS: AMLO echa de cabeza a Arturo Zaldívar: le “ayudaba” a influir en jueces

Cabe destacar que Zaldívar renunció, sorpresivamente, a su cargo el pasado 7 de noviembre, y no había pasado ni un día, cuando anunció su integración a la campaña de Claudia Sheinbaum, la candidata de AMLO. 

Sin embargo, hoy su nombre vuelve a estar en tela de juicio, sobre todo sus intensiones, luego de que el columnista Salvador García Soto, revelara en su columna de El Universal, que Zaldívar no estaba tan afín a la austeridad que tanto promueve López Obrador, ya que quería una pensión de más de 250 mil pesos. 

Arturo Zaldívar buscaba pensión millonaria tras renuncia a la Corte 

García Soto confirmó que la salida del exministro de la Corte no fue tan desinteresada como lo hizo creer en su discurso donde decía que quería trabajar por un México mejor, ya que, por detrás, intentaba orquestar un acuerdo casi millonario. 

Y es que según la columna, el exministro pedía que le autorizaran una pensión de mensual de 251 mil pesos durante dos años, y después se redujera a 200 mil pesos mensuales por el resto de su vida

Además, también quería 11 asistentes pagados por la Corte (y los impuestos de los mexicanos), cinco personas de servicio, seis escoltas para su seguridad, y dos camionetas Suburban blindadas, cuyo mantenimiento sería del presupuesto de la SCJN. 

“La petición de retiro de Zaldívar provocó la sorpresa y molestia de varios de sus excompañeros ministros que se preguntaron cómo es que quería ganar (…) más que los mismos ministros en activo que hoy cobran un sueldo mensual de 201 mil pesos, luego de que precisamente como expresidente de la Corte, don Arturo les propuso reducir sus sueldos en 25% “para apoyar la política de austeridad” del presidente López Obrador”, se lee en la columna. 

Pero las peticiones del juez no terminaron ahí, y es que según se expresa en la nota, también quería llevarse el sillón ergonómico de la Corte, que valía más de 35 mil pesos, un nicho de bandera, dos laptops marca Sony, tres iPads, tablets, y otros aparatos cuyo valor supera los 20 mil pesos

Y aunque Zaldívar intentó de todo para que le aprobaran sus cuantiosas exigencias, parece que no logró obtener el apoyo de todos los ministros, y terminó por irse con las manos vacías al equipo de Sheinbaum, que parece, no le ha dado mucha certeza para el futuro. 

“Hoy queda más que claro que en realidad fue un salto al vacío en el que el propio Zaldívar sabe que no tiene nada asegurado, que no está dentro del círculo cercano y de mayor confianza de la candidata Sheinbaum y que, quizás por eso, quería asegurarse de que si no le llega otro “hueso” después del 2024, él de cualquier manera viviría con los privilegios y canonjías que claramente contradicen sus supuestas convicciones por la austeridad que pregona su admirado líder”, finalizó Salvador García.

Guadalupe Cruz