Tras el huracán “Otis”, expertos advierten la necesidad de actualizar modelos de calibración y capacitación

0
1044
UNAM y huracán

Debido al fuerte impacto del huracán “Otis” en Guerrero, el cual ha sido registrado como el ciclón más intenso y devastador que ha impactado el territorio nacional en los últimos 30 años, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advierten la necesidad de actualizar los modelos y capacitar aún más la prevención ante desastres.

De acuerdo con el director del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), debido a la rapidez con la que se intensificó el huracán “Otis” en las costas del Pacífico y que resultaron en fuerte impacto al puerto de Acapulco, señaló que son varios los factores que se deben revisar con mucho cuidado y determinaron que hubo errores al pronosticar el impacto de categoría cinco, como falta de datos al oeste de las costas de México, falta de observaciones de radar en las costas mexicanas y fallas en las parametrizaciones de los modelos que impidió pronosticar la intensificación.

Por su parte, el coordinador de investigación científica de la máxima casa de estudios, William Lee Alardín, señala que los modelos para hacer los pronósticos están calibrados para las observaciones históricas, por lo que es necesario actualizar los datos, especialmente debido al cambio climático.

Asimismo, Jorge Zavala Hidalgo, director del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático de la UNAM, señaló que los modelos analizados en la institución a su cargo revelan que los huracanes han ido registrando cada vez mayor intensidad y es casi un hecho que continúen subiendo dicha intensidad.

“Los estudios que se han hecho muestran que el número total de huracanes no se pronostica que aumente, pero sí la de huracanes de mayor intensidad, entonces sí se está pronosticando que aumente en promedio la intensidad de los ciclones tropicales. Hay que estar conscientes que este tipo de eventos cada vez van a ser más frecuentes, si un evento de esos ocurría cada 200 años, a lo mejor va a ocurrir cada 50 años y uno que ocurría cada 50 ahora va a ocurrir cada 10 años” manifestó Zavala Hidalgo.

A su vez, el investigador también del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático de la UNAM, Benjamín Martínez López, compartió que es necesario seguir avanzando en las maneras de pronosticar, pues la frecuencia de eventos sí está creciendo por el tema de la temperatura en el océano y con eso ganan energía.

“La temperatura de los océanos se está incrementando marcadamente, junio de este año fue el julio o el mes más caliente en los océanos a nivel global y junio de este año fue el segundo mes, eso da una idea de cómo los océanos están ganando energía y tiene cambios importantes cuando hay un fenómeno de El Niño como está en proceso”, señaló Benjamín Martínez López.

La población debe estar alerta a la información de fenómenos tropicales a través de fuentes fiables.

GC

Isabel Mercado
EtiquetasHuracánUNAM