Ayuntamiento de La Paz amenaza con desalojar a decenas de comerciantes

0
1839
puesto en vía pública

Comerciantes del bulevar Agustín Olachea denunciaron que están recibiendo amenazas del Ayuntamiento de La Paz para que desalojen la vía pública. De acuerdo con los entrevistados, son decenas de negocios los que se encuentran en esa situación, por lo que al menos cien familias perderían sus fuentes de ingresos.

Los comerciantes aseguraron que cuentan con las licencias de funcionamiento de sus negocios. Algunos tienen cerca de veinte años operando en el lugar.

En cuanto a las razones del desalojo, el personal del Ayuntamiento les indicó de manera verbal que se debía a la rehabilitación de la ciclovía. En contraste, el documento que algunos recibieron señala que es por la falta de permisos de operación en la vía pública.

“Llegó una persona a mi negocio de parte del gobierno informándome que van a meter una ciclovía y van a pavimentar y que buscara otro lugar donde ponerme porque iban a desalojarme de ahí; si no era por las buenas, era por las malas. Entonces desgraciadamente de ese local dependemos cuatro familias”, comentó.

Por su parte, el señor Carlos Esquivel dijo que un día se encontró con la sorpresa de que la estructura de su puesto había desaparecido, pese a no haber recibido ninguna notificación. Comerciantes de los alrededores le informaron que los responsables eran trabajadores del Ayuntamiento.

“En mi caso, yo voy a hacer también igual el levantamiento de una denuncia. A mí, en mi caso particular, me robaron prácticamente porque fue lo que hizo el municipio, robarme mi estructura. No me dieron opción ni me dieron pauta de nada”, detalló.

Édgar Valdéz, otro de los afectados, hizo hincapié en que este no es un hecho aislado. Por ello, señaló que buscarán generar un equipo con otros comerciantes para emprender acciones legales en contra del Ayuntamiento de La Paz.

“Invitamos a las personas de Calafia que fueron afectados, a nuestros amigos de El Progreso, a los amigos de locales aquí de Pino Pallas. Vamos a buscar el contacto con ellos para unirnos y hacer una sola fuerza porque somos demasiadas las familias afectadas por esto”, enfatizó.

Por último, indicaron que la reubicación de un negocio no es una tarea sencilla que pueda realizarse en cinco días. Manifestaron que, además, requiere de un gasto que muchos no pueden solventar.

Andrea Villarreal