CANIRAC y autoridades se unen para promover el uso responsable del 911 y disminuir llamadas falsas

0
976
Presidenta de CANIRAC, Paloma Araoz.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) compartió que ha comenzado con un proyecto para promover el uso responsable del número de emergencias 911, pues en Los Cabos hasta el 80% de las llamadas recibidas son falsas. La presidenta de CANIRAC, Paloma Araoz, destacó que esta iniciativa es parte de los compromisos asumidos durante su toma de protesta.

“La campaña del uso responsable del 911 es un trabajo en conjunto que se está haciendo con los bomberos, la policía, tránsito y el CCC. No se nos pidió que diéramos a conocer la problemática que existe, porque nos comunican que del total de las llamadas que entran, solo el 20% son llamadas reales, las demás son llamadas de broma o no contestan, y esto representa un gasto para todos, bomberos, policías”.

De acuerdo con la presidenta, sólo una quinta parte de las llamadas recibidas son emergencias reales, mientras que el resto corresponde a llamadas de broma o sin respuesta. Esta situación genera un desperdicio de recursos, ya que implica enviar personal y medios de emergencia innecesariamente, lo cual se traduce en tiempo y dinero malgastado.

Araoz hizo hincapié en la importancia de sensibilizar y concientizar a la población sobre el uso adecuado del 911, además señaló que se están llevando a cabo capacitaciones dirigidas a los restaurantes asociados y a sus colaboradores.

“Pues estamos haciendo saber a nuestros restaurantes y a sus colaboradores para que todos tomemos conciencia y cooperemos como sociedad. También estamos difundiendo esta información en nuestras páginas, para que todos enfrentemos la problemática, ya que cada vez se vuelve más grande”.

La CANIRAC enfatizó que esta campaña es una forma de hacer un llamado a la cooperación y la conciencia entre la población para mejorar la situación y procurar que las llamadas al 911 sean utilizadas de manera responsable, evitando así la pérdida de tiempo y recursos valiosos.

Jesús Moreno
EtiquetasCANIRAC