Caso de Taylor Swift impulsa legislación contra “deepfakes” en Estados Unidos

0
2846
Taylor Swift

Después de la viralización de las imágenes “deepfakes” creadas con Inteligencia Artificial (IA) de Taylor Swift que la mostraban en situaciones explícitas, Estados Unidos ha tomado medidas para regular el contenido generado con esta tecnología.

Fue la semana pasada que se difundieron una serie de fotos y videos sexuales falsos de la cantante a través de la red social X, antes conocida como Twitter, que provocaron indignación no solo entre sus fans o grupos feministas, sino también entre políticos.

Esto llevó a muchos a especular que, debido a la influencia de la artista, las autoridades se verían presionadas para regular el contenido creado con IA en el país norteamericano. Algo que sucedió, pues los legisladores Dick Durbin, Lindsey Graham, Amy Klobuchar y Josh Hawley presentaron ante el Congreso de Estados Unidos la Ley de Interrupción de Imágenes Falsificadas Explícitas y Ediciones No Consensuales, conocida como Ley DEFIANCE.

Básicamente esta propuesta busca compensar a las víctimas de este tipo de casos y permitirles demandar a quienes crean o posean este tipo de imágenes sin su consentimiento, así como responsabilizar a las empresas tecnológicas de mejorar sus aplicaciones para evitar la propagación de contenido dañino.

Cabe mencionar que la Ley DEFIANCE se basa en disposiciones similares a la Ley de Violencia contra las Mujeres de 2022, que busca proteger a las mujeres del acoso digital.

Aunque ya existen leyes en Estados Unidos que prohíben la pornografía generada con IA, la falta de una legislación federal específica sobre las deepfakes llevó a que las autoridades estadounidenses comenzaran a tomar cartas en el asunto, debido a la presión generada por los usuarios.

Incluso, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, se pronunció sobre el tema y exigió medidas para abordar este problema y proteger a las víctimas de la difusión de este contenido. Sin embargo, aunque ya hay una propuesta, esta aún no ha sido aprobada y no ha habido avances hasta el momento.

Por lo pronto, en México ya existe una propuesta similar presentada por el diputado federal Miguel Torruco a mediados de noviembre de 2023, que contempla ocho años de prisión para aquellos que utilicen la inteligencia artificial con el objetivo de perjudicar a alguien, ya sea mediante imágenes, video, audio o grabaciones de voz.

Cecilia Colín