Clausuran bar por vender alcohol sin licencia en La Paz

Personal del área de comercio del Ayuntamiento de La Paz cumplió con la clausura de un bar por la falta de licencia de funcionamiento y de licencia para venta de alcohol en la zona centro de La Paz
0
1442
Bar clausurado en La Paz

Personal del área de comercio del Ayuntamiento Municipal realizó la clausura del bar “Perico Marinero”, ubicado en la zona centro de La Paz, debido a la falta de licencia de funcionamiento y de licencia de venta de alcohol.

La clausura del establecimiento se realizó luego de un operativo de inspección con apoyo de agentes de la policía municipal que fue realizado la noche del 26 de abril, donde se garantizó el cumplimiento de las normativas del local. El personal de comercio constató que el centro nocturno no contaba con los permisos necesarios para operar legalmente.

Las licencias de funcionamiento y de venta de alcohol son requisitos indispensables para la regulación de los servicios establecidos en este tipo de negocios. La clausura del bar no solo representa una sanción para los propietarios, sino que también sirve como una advertencia para otros bares que trabajan sin los permisos adecuados en la zona turística de la capital del estado, debido a varias quejas ciudadanas relacionadas con la violación de los horarios de cierre permitidos.

Clausura de bar en La Paz

Las autoridades municipales detectaron la omisión de los requisitos legales que debe cumplir el negocio para su funcionamiento. El área de comercio continuará activando operativos de inspecciones periódicas para garantizar el cumplimento de las normas y para salvaguardar la seguridad de los ciudadanos y generar confianza entre los clientes de los bares en el centro histórico y malecón de La Paz.

Contrasta la clausura, cuando existen otras negociaciones como es el comercio denominado “Las Varitas”, que Policías Municipales han acudido en varias ocasiones a solicitar sus permisos para vender a altas horas de la madrugada, sin que la Dirección de Comercio o alguna autoridad municipal intervenga.

GC

Imberth Rondero