Conoce a Christian Matson, el primer monje transgénero de la Iglesia Católica

El hermano Christian Matson es un monje católico que inició su transición de género en 2014, pero fue hasta el pasado fin de semana que decidió declararse abiertamente como un hombre transgénero, tras años de vivir en las sombras
0
396
Christian Matson, un monje católico

El hermano Christian Matson, un monje católico en Kentucky, Estados Unidos, se ha hecho viral al convertirse en la primer persona en declararse abiertamente transgénero en su puesto ante la iglesia católica, según se conoce hasta el momento.

La noticia fue dada a conocer por el Servicio Religioso de Noticias (RNS, por sus siglas en inglés), quien explicó que el religioso de 36 años pertenece a la comunidad de ermitaños diocesanos desde 2022. Este grupo selecto de personas se mantiene alejado de la sociedad para conservar su comunión con Dios.

Actualmente, reside en una ermita localizada en una colina boscosa, acompañado por su perro pastor alemán llamado “Odie” y el Santísimo Sacramento.

De acuerdo al medio de noticias, el monje pasó desapercibido durante muchos años mientras se desempeñaba como colaborador en el teatro del pueblo, pero fue hasta el pasado fin de semana que decidió contar su verdad al mundo, a pesar de las ideas o reglas religiosas.

Explicó que su transición de género comenzó en 2014, tan solo cuatro años después de convertirse al catolicismo. Posteriormente, se dedicó a estudiar una maestría y un doctorado en teología.

Asimismo, mencionó que cuando decidió tener más presencia en actividades espirituales, acudió a un asesor legal eclesiástico para explicarle su condición de transgénero. Este le recomendó que fuera abierto y le revelara su condición de género a las autoridades religiosas.

Asimismo, le aconsejó que se uniera a la congregación de ermitaños, debido a que le podría resultar ser menos estresante. Además, le explicó que no había problema alguno con que fuera transgénero, siempre y cuando hubiera un obispo lo aceptara, debido a que en ese tipo de congregaciones no hay distinción de sexo, porque no están en comunidad, sino solos.

Fue así que emprendió una búsqueda de casi una década, para encontrar un lugar donde fuera aceptado. Primero comentó que intentó unirse a la orden de los jesuitas, pero fue rechazado y discriminado, así como en otras organizaciones más.

“Las personas que me conocían me dijeron, ‘claramente tienes una vocación religiosa’, y todas ellas conocían mi historial médico, pero cuando acudían a las personas de la comunidad encargadas de tomar esa decisión, a menudo simplemente se negaban incluso a reunirse conmigo”, expresó.

Ante estos episodios, un sacerdote amigos suyo le aconsejó enviarle una carta al obispo John Stowe, quien es conocido por defender a la comunidad LGBTQ+ en la iglesia católica. La historia de Matson conmovió al obispo, quien lo canalizó a la comunidad de ermitaños diocesanos en 2022. 

“Los ermitaños son una forma de vida religiosa rara vez utilizada… pero pueden ser hombres o mujeres. Debido a que no hay búsqueda del sacerdocio ni participación en el ministerio sacramental.

Debido a que el ermitaño es un tipo de vocación relativamente tranquila y aislada, no vi ningún daño en dejarle vivir esta vocación”, explicó el obispo John Stowe.

Fue así que después de un par de años viviendo en secreto su transición, el ermitaño católico decidió hacerla pública, para que su caso genere un cambio entre sus compañeros católicos, así como para mejorar la aceptación y tolerancia.

“Tienen que lidiar con nosotros, porque Dios nos ha llamado a esta iglesia”, dijo. “No es tu iglesia la que debe echarnos; esta es la iglesia de Dios, y Dios nos ha llamado y nos ha injertado en ella”, finalizó.

Cecilia Colín