¿De dónde viene la idea de la “media naranja” y qué implica en el amor?

Este mito ofrece una perspectiva intrigante sobre el amor y la naturaleza humana
0
1870
Manos de dos personas tocándose con el dedo meñique

En la búsqueda eterna del amor verdadero, muchas personas han soñado con encontrar a su “media naranja”, esa otra mitad que los complemente y los haga sentir plenos. Sin embargo, ¿qué hay detrás de esta creencia arraigada en nuestra cultura popular? Viajemos al siglo IV a.C., a la antigua Grecia, donde el filósofo Platón escribe su obra “El Banquete”, desenterrando las raíces de este mito y sus implicaciones filosóficas.

En esta obra, Platón introduce en un simposio donde diversos personajes debaten sobre el amor, y es aquí donde surge la figura de Aristófanes y su famoso relato del mito del andrógino. Según Aristófanes, en un principio, los seres humanos eran esferas completas, con forma redonda, y poseían características tanto masculinas como femeninas. Sin embargo, su ambición y desafío a los dioses los llevó a ser divididos en dos mitades, condenándolos a una búsqueda perpetua de su otra parte.

Este mito ofrece una perspectiva intrigante sobre el amor y la naturaleza humana, explicó CNN en su publicación “¿Cuál es el origen de la “media naranja”? Una historia de soberbia, ira, castigo y miseria” de este martes 13 de febrero. Ahí, explica que el anhelo de encontrar nuestra media naranja no es simplemente una búsqueda romántica, sino un intento de recuperar nuestra integridad perdida. Es un recordatorio de nuestra complejidad inherente y de nuestra necesidad innata de conexión y completitud.

Entérate: Día del Amor y la Amistad, fecha más ocupada en moteles

Aunque el mito de la media naranja ha perdurado a lo largo de los siglos, es importante recordar que detrás de esta narrativa romántica se esconde una reflexión profunda sobre la naturaleza humana y nuestras ansias de plenitud. Quizás, al comprender mejor nuestras raíces filosóficas, podamos apreciar más profundamente la complejidad y belleza del amor en todas sus formas.

La búsqueda del amor, la ardiente necesidad de los seres humanos

El mito del andrógino, narrado por Aristófanes en el “El Banquete” de Platón, ofrece una visión fascinante sobre la búsqueda del amor y la complejidad de las relaciones humanas. Según el relato, los seres humanos originalmente eran esferas completas, con características tanto masculinas como femeninas, pero fueron divididos por Zeus como castigo por desafiar a los dioses. Esta separación llevó a una búsqueda perpetua de la otra mitad, un deseo tan ardiente que las parejas se abrazaban con tal fervor que perecían de hambre y de inanición, incapaces de hacer nada sin el otro.

La necesidad de unirse con la otra mitad era tan apremiante que, cuando una de las partes moría, la otra buscaba desesperadamente otra conexión, sea con una mujer completa o un hombre completo, lo que llevaba a la progresiva extinción de la raza. Sin embargo, Zeus intervino nuevamente cambiando la disposición de los órganos para permitir la procreación entre hombre y mujer, evitando así el fin de la humanidad.

Foto: Cortesía

Este mito ancestral nos recuerda la profunda conexión que sentimos los unos hacia los otros y la búsqueda constante de completitud y conexión. Aunque algunas interpretaciones puedan considerarlo como un discurso “tonto” según algunas fuentes, su mensaje perdura y nos invita a reflexionar sobre la naturaleza del amor y la búsqueda de la plenitud en nuestras vidas.

Efrén Urrutia