Javier Milei define sus primeras medidas de gobierno en Argentina

Javier Milei el electo presidente de Argentina comenzó a definir sus primeras medidas de gobierno para enfrentar la crisis económica
0
1016
Javier Milei

“Destruir” la inflación y privatizar: el ultraliberal Javier Milei, electo presidente de Argentina en contundente triunfo, comenzó este lunes a definir sus primeras medidas de gobierno para enfrentar la crisis económica.

La elevada inflación, de más de 140% anual, será un largo combate que demandará “entre 18 y 24 meses para destruirla y llevarla a los niveles más bajos internacionales”, dijo en declaraciones radiales.

Su primer paso será emprender una fuerte reforma del Estado que incluirá privatizaciones, indicó.

“Todo lo que pueda estar en las manos del sector privado va a estar en manos del sector privado”, declaró, y señaló entre las empresas a privatizar a la petrolera YPF y los medios de comunicación estatales.

“Vamos a arrancar primero con la reforma del Estado, poner en caja las cuentas públicas muy rápidamente”, añadió.

– Transición –

Milei debe asumir la presidencia el 10 de diciembre para un periodo de cuatro años, una ceremonia a la que invitó ya al expresidente brasileño Jair Bolsonaro.

En cambio, el actual mandatario Luiz Inacio Lula da Silva, a quien Milei ha descalificado como “corrupto” y “comunista”, no asistirá a la investidura, según una fuente del gobierno brasileño.

Comparado con frecuencia a Bolsonaro y al exmandatario estadounidense Donald Trump por sus posiciones de extrema derecha, Milei se muestra contrario al aborto, legalizado en Argentina en 2020, y niega que el cambio climático sea provocado por la actividad del ser humano.

Trump fue de los primeros líderes mundiales en felicitarlo la noche del domingo. “Estoy muy orgulloso de ti. Cambiarás por completo tu país y harás que Argentina vuelva a ser grande”, escribió en un mensaje.

Una reunión con el presidente peronista de centro-izquierda Alberto Fernández está pendiente para iniciar la transición de gobierno.

Desde 2003, Argentina ha estado gobernada por el peronismo de la actual vicepresidenta y dos veces mandataria Cristina Kirchner, salvo por el periodo del derechista Mauricio Macri (2015-19).

“Quedó demostrado que la mayor parte de los argentinos quieren un cambio”, dijo a la AFP Oscar Sario, un jubilado de 68 años.

El presidente electo anunció que viajará de manera privada a Estados Unidos y a Israel.

– Metas económicas –

El triunfo de Milei no tuvo un efecto inmediato en los volátiles mercados de Argentina, por ser este lunes día feriado. Sin embargo, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street registraron fuertes alzas, especialmente la estatal petrolera YPF.

Sus principales desafíos serán bajar la inflación, equilibrar las cuentas públicas, eliminar el control de cambio y recortar el gasto público. Propone metas más duras que las del Fondo Monetario Internacional, organismo con el cual Argentina mantiene un acuerdo por 44.000 millones de dólares desde 2018.

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, felicitó este lunes a Milei. “Esperamos trabajar estrechamente con él y su administración en el próximo período para desarrollar e implementar un plan sólido para salvaguardar la estabilidad macroeconómica y fortalecer el crecimiento inclusivo para todos los argentinos”, escribió en la red social X.

Milei aspira a acabar con los subsidios a los servicios públicos, y eliminar impuestos a la exportación.

También aseguró que impulsará el fin del control de cambios establecido en 2019, pero antes quiere saldar la deuda emitida por el Banco Central, a través de bonos.

Sobre el Banco Central, Milei reiteró que será suprimido “porque es un consigna de índole moral: robar está mal”.

En cuanto a la idea de dolarizar la economía, fue más ambiguo este lunes. “El eje central es cerrar el Banco Central, después la moneda será la que elijan los argentinos libremente”, afirmó.

Milei advirtió que empezará con sus reformas de inmediato porque “no hay lugar para gradualismo, para tibiezas ni para medias tintas”.

Pero requiere de fuerte respaldo político. Aunque obtuvo una importante votación en las elecciones parlamentarias parciales de octubre, su partido La Libertad Avanza tiene solamente siete de los 72 senadores y 38 de los 257 diputados, por lo que dependerá de alianzas.

En el balotaje, Milei tuvo el apoyo de Macri y de la excandidata Patricia Bullrich, de la coalición de centro-derecha Juntos por el Cambio, segunda fuerza parlamentaria que sin embargo quedó resquebrajada por esta decisión.