Se registra el primer fallecimiento por golpe de calor en BCS

La Secretaría de Salud de México notificó la defunción de una persona del sexo masculino
0
2003
Primer fallecimiento por golpe de calor

La Secretaría de Salud de México notificó la primera defunción por golpe de calor en Baja California Sur del año. De acuerdo con el informe Temperaturas Naturales Extremas (Temporada de calor 2023), correspondiente a la semana epidemiológica 26, el fallecimiento se dio en San José del Cabo, en el municipio de Los Cabos. 

Se registra el primer fallecimiento por golpe de calor en BCS

El reporte señala que se trató de una persona del sexo masculino de 46 años de edad. El deceso ocurrió el 23 de junio. Esta es una de las 152 defunciones que se han registrado este año a nivel nacional atribuibles a las altas temperaturas. El estado en el que se han contabilizado más casos es Nuevo León, con 64 fallecimientos por golpe de calor y ocho por deshidratación. 

 

Por su parte, el subdirector de Epidemiología de la Secretaría de Salud Baja California Sur, Alfredo Ojeda Garmendía, precisó que en el 2021 se registraron tres fallecimientos por golpe de calor en la entidad; mientras que en el 2022 no hubo ninguna muerte relacionada con este padecimiento.

“En 2022 no se tiene registro y en lo que va de este año lamentablemente hay un deceso. Esto es una situación que, si lo vemos en una perspectiva regional, la incidencia, de manera favorable, es mucho menor con respecto a otras entidades del norte o del noroeste, con respecto a Sonora, Baja California, Sinaloa o la situación que se registra en Nuevo León”, mencionó.

Del 25 de junio al 1 de julio, además, se presentaron siete nueve casos de golpe de calor en  Baja California Sur y siete de deshidratación. Con ello, suman 12 casos acumulados de golpe de calor y 9 de deshidratación en lo que va del 2023.

“El golpe de calor, como decía, es una emergencia en salud; es un desequilibrio en cuanto a la regulación corporal de la temperatura. Puede haber habido pérdida de líquido de gran magnitud, o no necesariamente, y al perderse esa regulación, pues hay una afectación de los órganos vitales: pulmones, corazón, riñones, hígado y, por supuesto, el sistema nervioso central, es decir, el cerebro”, comentó.

El doctor Ojeda Garmendía señaló que los grupos de riesgo son los niños menores de cinco años y los adultos mayores de 65 años. Sin embargo, enfatizó que este es un padecimiento que puede afectar a cualquier persona, tal como lo demuestra la defunción que se dio en Los Cabos, donde la persona tenía 46 años y ningún antecedente de enfermedad.

Andrea Villarreal