Quién es Daniel Noboa, el joven presidente que desafía al poder del narco en Ecuador

Con 36 años de edad, Daniel Noboa Azin se convirtió el pasado noviembre en el presidente más joven de la historia de Ecuador
0
2339
Daniel Noboa, presidente de Ecuador

Daniel Noboa, con tan solo 36 años de edad, hizo historia en Ecuador al convertirse en el presidente más joven de la historia, sin embargo, ahora, vuelve estar en el ojo público por haber provocado el rompimiento con el gobierno de México.

LEER MÁS: (VIDEO) Así fue cómo sometieron a diplomático mexicano en Ecuador: “Defendí el honor de mi país”

La tarde de este viernes 5 de julio, policías ecuatorianos allanaron la embajada mexicana para poder detener al exvicepresidente Jorge Glas, en un hecho sin precedentes.

Aunque Noboa justificó el hecho diciendo que México daba refugio a un criminal, toda América Latina se ha volcado en apoyar al gobierno de AMLO, ante esta inaudita situación.

¿Quién es Daniel Noboa?

Nacido en 1987 en Guayaquil, Daniel Roy Gilchrist Noboa Azin es hijo del multimillonario Álvaro Noboa, combinó una educación privilegiada con su incursión en el mundo empresarial.

Con títulos en Administración de Negocios y una maestría en Administración Pública de la Universidad de Harvard, Daniel Noboa fundó su propia empresa a los 18 años y luego ocupó roles importantes en la Corporación Noboa, la exitosa empresa familiar.

Su incursión en la política comenzó en 2021 al obtener un escaño en la Asamblea Nacional, donde presidió la comisión de Desarrollo Económico.

Su ascenso al poder sorprendió a muchos, ya que no figuraba entre los primeros en las elecciones de agosto, pero logró avanzar a la segunda vuelta y vencer a la candidata correísta, Luisa González.

La clave de su éxito radicó en un discurso fresco y directo, centrado en los jóvenes y abordando temas cruciales como la economía y la lucha contra la corrupción política.

Sin embargo, su presidencia se ha enfrentado a desafíos considerables, especialmente en el ámbito de la seguridad.

Su decisión de imponer el estado de excepción y realizar operativos en cárceles controladas por grupos criminales desencadenó una violenta respuesta.

Frente a esta amenaza, Noboa declaró al país en estado de Conflicto Armado Interno y catalogó a varias organizaciones vinculadas a cárteles mexicanos como terroristas.

A pesar de los desafíos, Noboa cuenta con el respaldo de las Fuerzas Armadas, que han declarado a los miembros de estos grupos como blancos militares.

Su estrategia para devolver la paz y la liquidez a Ecuador, generar empleo y atraer inversiones, enfrenta una prueba crucial en medio de la creciente violencia de la delincuencia organizada y el narcotráfico.

Jimena Baumgarten