¡De miedo! Bocinas Alexa se ponen a rezar en la madrugada y se hace viral

El video donde las "Alexas" están rezando ya suma más de 11 millones de vistas en redes sociales, donde se hizo viral
0
1933

Un nuevo video se ha hecho viral en las redes sociales, ya que un vigilante logró captar cómo varias bocinas Alexa se conectaron en medio de la madrugada para ponerse a rezar. Este tétrico suceso ha conmocionado a los usuarios, pues aunque es Semana Santa, y miles de católicos conmemoran la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, se trató de un hecho un tanto anormal. 

LEER MÁS: ¡Llueven los memes! Se burlan de Martha Debayle tras diagnóstico de Kate Middleton

El desconcertante suceso ocurrió en la tienda de Palacio de Hierro del Centro Histórico de la Ciudad de México y fue la cuenta de TikTok @platicameunahistoria, quien lo subió, y rápidamente se hizo viral. 

En el clip de poco tiempo se observa cómo varios dispositivos Alexa, conocidos por emplear inteligencia artificial para tareas domésticas, comienzan a recitar la Coronilla de la Divina Misericordia alrededor de las 02:00 horas de la mañana.

@platicameunahistoria #suspenso_terror #historiasbizarras #suspenso #viral #historiasdeterrormexico #viralvideo ♬ sonido original – Platicameunahistoria

La sorpresa fue mayúscula al ver cómo las voces de las Alexa se sincronizaban a la perfección para recitar las oraciones, incluyendo la Señal de la Santa Cruz, el Padre Nuestro, Ave María y el Credo.

Inmediatamente, se generó un debate en redes, pues hay quienes señalaron que no se trataba de un video real, pero hubo quienes mencionaron que sí es algo real. 

Con aproximadamente 11.3 millones de reproducciones, el video ha capturado la atención de los internautas más curiosos, quienes llenan los comentarios con preguntas y teorías, como las siguientes:

“¿Por qué las otras Alexas le contestan en vez de repetir lo mismo?”, “Probé con mi Alexa y la coronilla de la misericordia no está disponible”, “No pueden haber sido programadas todas”, se cuestionan los internautas.

Guadalupe Cruz