Nutrición y piel: ¿Cómo una mala alimentación puede afectar tu cutis?

La piel refleja no solo nuestro estado físico, sino también nuestro estilo de vida. Una alimentación saludable es fundamental para mantener una piel sana, mientras que una dieta descuidada puede contribuir a la aparición de problemas como el acné
0
1490
Carne

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y como tal requiere cuidados específicos para mantenerse saludable. Uno de los factores que más influye en su estado es la alimentación. No seguir hábitos saludables puede ocasionar erupciones en la piel.

El acné es una afección cutánea común que afecta a miles de personas en Baja California Sur. Se caracteriza por la aparición de espinillas, puntos negros y granos en el rostro, pecho y espalda.

Al respecto, el dermatólogo Víctor Hugo Ávila López comentó que, si bien la genética y las hormonas juegan un papel importante en el desarrollo del acné, una mala alimentación puede empeorarlo.

“Tiene mucha relevancia con la alimentación porque una alimentación que se basa en alimentos chatarra, en ingesta excesiva de carbohidratos y harinas, altera los niveles de insulina en el cuerpo. Los niveles de insulina elevados provocan acné inflamatorio. Condiciona también cambios hormonales, por lo cual, tiene toda la relación siempre, somos lo que comemos, hay muchas enfermedades de la piel que se ven empeoradas con una mala alimentación”.

Agregó que una buena alimentación es fundamental para mantener una piel sana y prevenir el acné. En caso de contar con problemas de acné, se recomienda consultar con un dermatólogo para que ayude a determinar la causa y se dé un apropiado tratamiento y no seguir tratamientos milagro o caseros.

“El tema del acné, que es algo que va muy frecuentemente en consulta, muchas veces lo relacionan por temas de higiene y limpieza, pero va más allá de eso, está relacionado con temas de alimentación, temas hormonales o algunas otras situaciones que se presentan en esta enfermedad. Los remedios caseros, que estamos muy acostumbrados a ellos, siempre evito recomendarlos o que hagan algún tratamiento por su cuenta, ya que si presentan algún padecimiento de la piel es mejor acudir con un especialista para dar un diagnóstico y un tratamiento adecuado para el problema”.

Algunas recomendaciones para tener un cutis saludable son las siguientes: llevar una dieta equilibrada rica en nutrientes, evitar los alimentos con alto índice glucémico, productos lácteos o grasas saturadas, ingerir suficiente agua, realizar una limpieza facial diaria, evitar tocarse la cara con las manos sucias y consultar con un dermatólogo si el acné es severo o no mejora con los cuidados antes mencionados.

EU

Raúl de León