Daniel D’Lizanka y la magia del bolero: un género inmortal

0
1802
Daniel D'Lizanka

Recientemente, la UNESCO ha otorgado al bolero el estatus de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, gracias a una propuesta conjunta de Cuba y México. Este género musical, que tuvo sus raíces en el siglo XIX en Cuba con “Tristezas” de José Pepe Sánchez, ha sido reconocido por su significativa contribución cultural.

En una entrevista exclusiva con CPS Noticias y Tribuna de México, Daniel D’Lizanka, cantautor y compositor sudcaliforniano, resalta la importancia de que el bolero sea reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en México. Conocido por fusionar la riqueza del folclore latinoamericano en su música, comparte su perspectiva sobre la relevancia y la trascendencia cultural de este género musical en el panorama nacional e internacional.

“Es una noticia maravillosa, me parece que es una maravillosa estrellita que se ha puesto la Sociedad de Autores y Compositores de México en donde tengo el gusto de formar parte y me alegra el corazón porque la verdad es que el bolero es una piedra angular de la música en todo el continente y yo podría decir que en México porque es de donde somos y donde tenemos más impregnada esa cultura, crecimos la mayoría de las personas con este tipo de música, pero afortunadamente va más allá de México es algo latinoamericano entonces es un triunfo maravilloso para la cultura y las artes el que se pueda hacer ese nombramiento para este género tan maravilloso y mágico”.

En la actualidad, el bolero mexicano destaca como un pilar del lirismo literario en México, caracterizado por su riqueza melódica. Con intérpretes que exhiben una amplia amplitud de registros y tonos de voz, este género musical se ha diversificado en diversas variantes como el ranchero, de tríos, yucateco, con banda o tambora, gracias a su desarrollo y proximidad con otros géneros musicales del país. Daniel afirma que el bolero mexicano, con su esencia de amor e intriga, nunca pasa de moda y continúa conectando con un público cada vez más amplio, consolidándose como un género mágico en la escena musical.

“Es increíble como un género que viene de sus orígenes de Cuba y luego llega hasta Yucatán y fíjate te estoy hablando de 1920 y entonces se convierte en la voz de muchas generaciones, tengo la bendición de haber trabajado de cerca con Armando Manzanero una peros que admiro profundamente y admiraré toda la vida y él me decía algo bien bonito, que los clásicos como los boleros tiene la cualidad de que envejecen muy bien, pasan los años y de repente dejar de escucharlos, de repente se pierden, pero alguien los retoma les da una desempolvada y están intactos, siguen siendo tan poderosos y tan mágicos como en un principio y vuelven a conectar con el corazón de la gente”.

En su conclusión, el compositor y cantautor sudcaliforniano, extendió una invitación a las generaciones actuales para que comiencen a disfrutar del bolero y compartan este género mágico con las generaciones más jóvenes. Su llamado se enfoca en seguir difundiendo el significado que cada una de estas canciones tiene destinado para los oyentes. Además, destacó que el bolero es el lenguaje romántico más popular de Hispanoamérica y el más romántico de sus expresiones populares, con más de un siglo de vida.

gc

Daniel Gudiño