Hermano de Hipólito Mora advierte de tomar las armas si no hay justicia

El motivo detrás de esta amenaza radica en la constante violencia que enfrentan por parte de Los Viagra
0
689
Autodefensas

Después del asesinato de Hipólito Mora, su hermano Guadalupe Mora Chávez ha advertido que si el gobierno de Michoacán no les brinda justicia, se verán obligados a tomar las armas nuevamente en La Ruana. El motivo detrás de esta amenaza radica en la constante violencia que enfrentan por parte de Los Viagra, un grupo liderado, según Guadalupe, por Nicolás Sierra Santana.

Durante una entrevista con Pascal Beltrán del Río en Imagen Radio, Guadalupe Mora expresó su indignación y el apoyo que ha recibido de la comunidad para convocar a una toma de armas en respuesta a los ataques del grupo criminal. Afirmó que tanto las autoridades de Michoacán como el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla están coludidos con Los Viagra, y que incluso han presenciado cómo los miembros del grupo reparten dinero en La Ruana.

El hermano de Hipólito Mora acusó a las autoridades de no cumplir con su deber debido a su complicidad con Los Viagra. Aseguró que si no se hace justicia por el asesinato de su hermano, ellos mismos tomarán las medidas necesarias. Expresó su frustración ante la falta de acción por parte de las autoridades y su determinación de tomar las armas si es necesario.

Guadalupe Mora destacó que los habitantes de La Ruana tienen identificados y localizados a los miembros de Los Viagra, y exigió al gobierno de Michoacán que haga su trabajo y desarticule este grupo criminal capturando a sus líderes. En particular, mencionó a Nicolás Sierra Santana como el jefe de Los Viagra y afirmó que tienen conocimiento de la ubicación de varios miembros del grupo en La Ruana.

Ante la inacción de las autoridades, Guadalupe Mora reiteró la amenaza de tomar las armas si no se actúa para eliminar a Los Viagra de la comunidad. Hizo un llamado al gobernador Bedolla para que tome medidas rápidas y brinde justicia. Expresó su preocupación por su propia seguridad y afirmó que está dispuesto a decir la verdad sobre la situación, a pesar de los riesgos que conlleva.

El fallecimiento de Hipólito Mora ocurrió después de un tercer atentado en La Ruana, cuando fue emboscado junto con dos de sus escoltas mientras viajaba en una camioneta blindada. Actualmente, el cuerpo del exlíder de autodefensas está siendo velado en su casa, donde familiares, amigos y habitantes se despiden de él. Hipólito Mora dejó su trabajo en las huertas de limón para enfrentar a Los Caballeros Templarios, un grupo criminal que había sembrado el caos en la región.

Adolfo Torres