En honor al Día de las Madres celebran el festival “Musicanto” en La Paz

Festival en honor al Día de las Madres en la Escuela de Música de Baja California Sur fusionó música y amor en emotivo homenaje
0
994
Mariachi tocando en el Musicanto

El pasado jueves 9 de mayo, la música y el amor se fusionaron en la Escuela de Música del Estado de Baja California Sur, donde se celebró el festival “Musicanto” en honor al Día de las Madres. El evento, que reunió a talentosos músicos y emotivos homenajes, resultó en un rotundo éxito que conmovió a todos los presentes.

Desde las 18:30 horas, las puertas de la escuela se abrieron para recibir a familiares y amigos que acudieron para disfrutar de una velada especial. El ambiente festivo se sintió en el aire, mientras se escuchaban las presentaciones y se aplaudía por el gran espectáculo.

El programa del festival “Musicanto” incluyó una variada selección de géneros musicales, desde clásicos de la canción hasta melodías contemporáneas, interpretadas por talentosos estudiantes y profesores de la escuela. Cada nota resonaba con dedicación y pasión, haciendo honor a la celebración de las madres y su incondicional amor, así lo comentó Roberto Arturo Campos García, director de la Escuela de Música del Estado.

“Tuvimos este festival musical que ya es una tradición para la Escuela de Música del Estado, un festival en donde participan alumnos, maestros, toda la comunidad aquí en la Escuela de Música y que además tiene una gran asistencia y una gran aceptación del público. Siempre tenemos la casa llena estos días”.

Agregó que los momentos más emotivos de la noche llegaron con las presentaciones dedicadas especialmente a las madres presentes en el evento. Desde serenatas con mariachis hasta poesía musicalizada, cada expresión artística transmitió el cariño y gratitud hacia aquellas mujeres que día a día brindan su amor y apoyo incondicional.

“Musicanto” no solo fue un espacio para disfrutar de la música, sino también para reflexionar sobre el valor de la maternidad y el papel fundamental que desempeñan las madres en nuestras vidas. Entre aplausos y lágrimas de emoción, se vivió una noche inolvidable, llena de amor y gratitud.

Al finalizar el festival, los asistentes se despidieron con el corazón lleno de alegría y los oídos aún resonando con las melodías que habían marcado la velada. Sin lugar a dudas, “Musicanto” se erigió como un tributo conmovedor a todas las madres, dejando un legado de música y amor en cada corazón presente.

 

LLM

Raúl de León