Inés: la niña emprendedora que inspira a La Paz con “Galletitas güera” para mascotas

Esta es la historia de Inés, una niña de 11 años que inspira y ha revolucionado a La Paz con su negocio “Galletitas güera”
0
2739
Perrito comiendo galletas.

La inmensa creatividad, capacidad e ingenio que tienen las y los niños, es increíble; son cualidades que convierten a las infancias en potenciales emprendedores.

Tal es la historia de Inés, una niña de 11 años que inspira y ha revolucionado la capital del estado con su negocio “Galletitas güera”.

“Galletitas güera” inició a mediados de octubre del presente año; vende exclusivamente galletas para perro en forma de hueso. Todo es cocinado y elaborado con las propias manos de Inés, quien, con el apoyo de su madre y abuela, consiguió una máquina para cocinar y así, dar inicio a su proyecto, relató:

“Yo estaba buscando recetas de pan en Pinterest, y me empezaron a aparecer recetas de galletitas para perro, y como ya tengo dos perros dije “bueno, vamos a hacerlo”. Con las recetas que me aparecieron ahí, y verifique que los ingredientes fueran correctos, necesarios, que los pudieran comer los perros. Ya verifiqué y sí se pueden comer los perros todo lo que trae”, narró

Inés es una niña sumamente activa, que transmite y demuestra inspiración, seguridad, e indiscutiblemente un amor inmenso por los animales. Entre prueba y error, consiguió la receta perfecta para hacer feliz a todos los perritos de La Paz que prueban este bocadillo:

Lo batimos todo y le echamos poquita agua para que quede más blandito, y ponemos a precalentar la máquina. Y en esa máquina se pone aceite de oliva, una cucharada a cada huesito y se cierra; y se deja a siete minutos. Y después la levantas y se saca. Pero como quedan ojitos, las recortamos con unas tijeras; y las orillitas se las doy a los a mis perritos y a perritos que me encuentro por ahí”, detalló.

Galletitas Güera.

Poco a poco, su emprendimiento ha cobrado frutos. Relataba que hace menos de una semana, con sus ganancias, compró su primera herramienta de cocina. Y tiene muchos proyectos que, con una sonrisa en su rostro, aseguró que su madre es su perfecta compañera de emprendimiento. En un futuro, espera seguir creciendo su negocio.

“Después, ya que sea más grande, con más ganancia, pienso hacer unas de pollo y arroz. Como para eventos especiales o algo así”, aseguró

La historia de Inés demuestra la inspiración y valentía que tienen los niños para planear y crear un emprendimiento. Y, sin duda, una de los principales elementos que necesitan, es apoyo. Es por eso que su mamá comentaba que ahí estará, como su sostén y ayuda, en lo que sea que necesite para cumplir sus sueños.

GCC

Sofía Apodaca
EtiquetasNiños