Julian Assange llega a un acuerdo con Estados Unidos para declararse culpable

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, acordó una sentencia de 62 meses que le permitiría quedar en libertad
0
141
Julian Assange llega a un acuerdo con Estados Unidos

Julian Assange, fundador de WikiLeaks, ha llegado a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos para declararse culpable de la difusión de documentos secretos, a cambio de una sentencia de 62 meses de prisión, tiempo que equivale al período que ha pasado encarcelado en el Reino Unido, lo que le permitiría quedar en libertad.

Se espera que Julian Assange, de 52 años, se declare culpable esta semana de violar la ley estadounidense de espionaje, en un acuerdo que podría poner fin a su encarcelamiento en el Reino Unido y permitirle regresar a su hogar en Australia.

Según documentos presentados ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para las Islas Marianas del Norte, Assange ha aceptado declararse culpable de un único cargo penal de conspiración para obtener y divulgar información clasificada de defensa nacional de Estados Unidos.

El acuerdo aún debe ser aprobado por un juez, quien se espera tome una decisión a lo largo del miércoles. De ser aprobado, Assange quedaría en libertad sin necesidad de pasar por la custodia estadounidense.

En 2010, WikiLeaks hizo públicos cientos de miles de documentos militares estadounidenses clasificados sobre las guerras en Afganistán e Irak, marcando una de las mayores violaciones de seguridad en la historia militar de Estados Unidos.

Los documentos fueron filtrados por Chelsea Manning, una exanalista de inteligencia militar, y entre ellos se incluían cables diplomáticos y relatos del campo de batalla, como un video de un helicóptero Apache estadounidense disparando contra presuntos insurgentes en Irak en 2007, matando a una docena de personas, entre ellas dos miembros del personal de noticias de Reuters.

Los cargos contra Assange, presentados durante la administración del expresidente Donald Trump, provocaron indignación entre sus partidarios en todo el mundo, quienes argumentan que, como editor de WikiLeaks, no debería enfrentar cargos destinados a empleados del gobierno que roban o filtran información.

Julian Assange fue detenido por las autoridades británicas el 11 de abril de 2019, después de abandonar la Embajada de Ecuador en Londres, donde permaneció refugiado durante casi siete años. Desde entonces, se encuentra en una prisión de máxima seguridad en virtud de una orden de arresto emitida desde Estados Unidos.

A finales de mayo, el Tribunal Superior de Londres permitió a Julian Assange apelar contra su orden de extradición, evitando así enfrentar una posible condena de hasta 175 años de cárcel en Estados Unidos. Assange ha defendido en todo momento que las revelaciones de 2010 dieron a conocer crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos.

Adolfo Torres