Médicos exigen mejores condiciones laborales en Baja California Sur

El personal de las Unidades Médicas Móviles solicita salarios dignos y estabilidad laboral en Baja California Sur
0
2014
Médicos de BCS

Médicos de Baja California Sur adscritos al programa Fortalecimiento a la Atención Médica (FAM) exigen mejores condiciones laborales y salarios dignos. Señalan que, pese a ser médicos titulados, se encuentran en la nómina como residentes, por lo que el sueldo es menor. Además, muchos llevan alrededor de 10 años con contratos eventuales, sin certeza ni estabilidad laboral.

En este contexto, algunos integrantes del programa enviaron el 25 de enero un documento al Congreso del Estado de Baja California Sur para que este, a su vez, emita un exhorto al IMSS Bienestar. El escrito también fue enviado al gobernador del estado, Víctor Manuel Castro Cosío.

Lo que piden es que su código cambie a “médicos generales” y que se otorguen contratos permanentes o de base. Aunado a lo anterior, solicitan que se permita al personal participar en otras convocatorias para cubrir vacantes en las Unidades Fijas de Atención, es decir, Centros de Salud, ya que no son tomados en cuenta cuando concursan por esos espacios.

“Esto con el fin de dignificar nuestra labor, tomando en cuenta que atendemos a poblacióndel Estado que habita en zonas de alta y muy alta marginación y zonas de difícil acceso con carencia de infraestructura básica de salud”, se lee en el oficio.

Los doctores del FAM atienden a la población de comunidades y rancherías a través de las Unidades Médicas Móviles, antes conocidas como caravanas de la salud. En el estado, operan actualmente nueve de estas unidades: una en Los Cabos; tres en La Paz; dos en Comondú, una en Loreto; y dos en Mulegé.

Oficio presentado por médicos del ante el Congreso

En el documento enviado a los legisladores, los médicos destacaron que de lunes a viernes deben recorrer las carreteras y caminos rurales para llevar los servicios básicos de salud a 87 comunidades sedes y 495 rancherías aledañas. Las condiciones en las que se brindan las consultas, sin embargo, no siempre son óptimas.

“Se oferta la atención en algunas casas de salud, ya que no todas las localidades cuentan con esa infraestructura, en donde la gran mayoría no se encuentra en óptimas condiciones, ya que carecen de mantenimiento y servicios básicos como energía eléctrica, suministro de agua, baños; en las localidades donde no se cuenta con casas de salud la atención se realiza en el porche de alguna casa que se facilita por la población o debajo de algún mezquite”, continúa el escrito.

Los solicitantes anexaron un recibo de nómina de un médico de un centro de salud y lo compararon con el de un médico del FAM. Mientras que el sueldo neto del primero asciende a 16,835.54 pesos, el del segundo es de 14,302.84 pesos.

 

LLG

Andrea Villarreal