¿Terrorífico? Niño se disfraza de huracán “Otis” para pedir dulces

Dentro del marco de las festividades por el 'Día de muertos', su inocencia y creatividad lo llevaron a disfrazarse del evento meteorológico
0
1636
Disfraz huracán "Otis"

Tras el paso del devastador huracán “Otis” por el Puerto de Acapulco, Guerrero, son cientos de imágenes y videos las que inundan las redes sociales mostrando los destrozos que ocasionó.

LEER: UABCS organiza colecta de víveres en apoyo a damnificados por el Huracán Otis en Guerrero

Sin embargo, ahora y dentro del marco de las festividades por el ‘Día de muertos’, se viralizó una serie de fotos que contrario a todo lo que se ha visto del fenómeno, se robó la atención de los internautas al captar un peculiar y para lo que muchos significó un divertido momento. 

Tal es el caso de un pequeño acapulqueño que acaparó las miradas de las personas que se encontraba a su paso, y por su puesto, de los usuarios en redes, pues su inocencia y creatividad lo llevaron a disfrazarse del evento meteorológico.

Todo parece indicar que el niño disfrazado del huracán “Otis”, lo hizo con el objetivo de no desperdiciar el momento en el que todas las infancias pueden acudir a pedir dulces mientras se caracterizan, en su mayoría, de personajes terroríficos.

Sin embargo, pese a que el sistema no es un personaje como tal, sí se cataloga como uno de los desastres naturales más destructivos en la zona metropolitana guerrerense, por lo que el pequeño salió felizmente a recolectar su tradicional “calaverita”. 

¿Cómo se ve el niño disfrazado de huracán “Otis”?

Las imágenes que fueron difundidas en Facebook, retratan al protagonista muy sonriente, mientras lleva en su mano una bolsa color naranja con todos las golosinas que obtuvo:

“La inocencia de los niños, no podemos quitarle la alegría en momentos de tristeza”, se lee en la publicación.

Por su parte, su disfraz consistió en una bolsa de plástico color blanco, a la que le hicieron algunos agujeros para meter su cabeza y sus brazos.

Además, en la parte de enfrente, el niño lleva colgada una rama de árbol y una placa, haciendo alusión a las cosas que arrastró “Otis”. 

Por si fuera poco, en su espalda porta el nombre del huracán, acompañado de sus amiguitos, quienes también se caracterizaron para pedir “calaverita”.

Bien dicen que después de la tormenta viene… ¿El humor?

Dulce Cruz