¡De película! Te contamos qué son las nubes lenticulares, el fenómeno del atardecer en CDMX

Tras el impresionante fenómeno que se vivió la tarde de ayer, hoy te contamos detalles sobre su origen científico
0
1547
Nubes lenticulares

Durante el atardecer del pasado miércoles 10 de enero, el cielo de la Ciudad de México se convirtió en el escenario de un fenómeno que se robó las miradas de todos los que lo veían: nubes lenticulares. 

LEER MÁS: ¡Asombroso! Nubes lenticulares adornan el cielo del Valle de México (FOTOS)

Y es que la peculiar forma de los hidrometeoros, se combinó con los colores espectaculares que, desde hace algunos días, el astro que ilumina al planeta Tierra nos regala cada mañana y cada tarde.

Cabe destacar que, pese a que muchos internautas que compartieron las impresionantes postales del evento comentaron que podría tratarse de una advertencia sobre un posible sismo u otro tipo de situaciones preocupantes, en realidad, se trata de una condición bastante común y que con frecuencia sucede en otras partes del mundo.

Las nubes lenticulares se originan cuando, en mezcla con los colores rosa, naranja y rojo, que provienen de los rayos del Sol, chocan con el movimiento del aire, el cual, les da la forma que las caracteriza.

De hecho, su nombre científico es altocumulus lenticularis, por lo que, su aparición depende principalmente de las condiciones del viento y de la temperatura ambiental. 

Es importante mencionar que, aunque parece que no existe ningún movimiento en ellas, realmente el viento fluye de forma continua y, en el caso de la CDMX, su aparición se debe por la topografía de su terreno. 

Lo anterior significa que, como el territorio capitalino se encuentra sobre áreas que interfieren con el flujo de aire, tales como edificios o estructuras, entonces, se crea este bello fenómeno.

Características de las nubes lenticulares

A continuación, te presentamos seis características principales de las nubes lenticulares:

  1. Forma de lente o disco: las nubes lenticulares tienen una forma de lente o disco convexo.
  2. Apariencia estacionaria: aunque las nubes lenticulares están en constante cambio debido al flujo de aire a través de ellas, a menudo parecen estacionarias.
  3. Ubicación sobre montañas u obstáculos: en general, las nubes lenticulares se asocian con áreas montañosas, donde el aire fluye sobre las cimas de las montañas y forma las ondas necesarias para su desarrollo, como en el Popocátepetl.
  4. Capas sucesivas: en algunas situaciones, es posible observar varias capas de nubes lenticulares apiladas una encima de la otra.
  5. Apariencia lisa y uniforme: a diferencia de algunas otras nubes que pueden tener contornos más irregulares, las nubes lenticulares tienden a tener una apariencia más lisa y uniforme debido a su forma de lente.
  6. Coloraciones vibrantes: debido a la interacción de la luz con las partículas de agua o hielo en la nube, las nubes lenticulares a menudo pueden mostrar colores vibrantes durante el amanecer o el atardecer. Esto puede incluir tonos de rojo, naranja y rosa.

Ahora que ya lo sabes, la próxima vez que presencies nubes lenticulares disfrútalas por completo y recuerda que no es una señal por la cual preocuparse. 

Dulce Cruz