Nuevos desarrollos inmobiliarios deben buscar sus propias fuentes de agua: alcaldesa de La Paz

La presidenta municipal explicó que esta medida se tendría que haber implementado desde hace años en La Paz
0
2038
Fraccionamiento

La alcaldesa de La Paz, Milena Quiroga Romero, informó que los nuevos desarrollos inmobiliarios que se construyan en el municipio deberán buscar sus propias fuentes de agua potable y garantizar el suministro del vital líquido. Explicó que esto es algo que ya estaba contemplado en la ley desde hace tiempo, pero que no se había cumplido.

“Hubo una administración hace más de 10 años en donde la Junta de Gobierno decidió ya no pedirle el agua a quienes van a desarrollar, sino vendérsela. Es decir, ya no me des el agua, dame tanto dinero por millares y yo organismo me voy a encargar de buscar el agua. Eso no sucedió […] Recibieron el dinero, pero nunca consiguieron el agua. Entonces entramos en una dinámica de que el mismo volumen tenemos que distribuirlo, pero ahora en el doble de la gente”, comentó.

La presidenta municipal expuso que para los nuevos desarrolladores ha sido complicado conseguir los volúmenes de agua necesarios, por lo que solicitaron el respaldo del Ayuntamiento de La Paz y del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOMSAPAS). La decisión a la que llegaron es que las autoridades municipales, con base en estudios de posibles fuentes de agua, buscarán los pozos, pero serán los desarrolladores los que paguen los gastos de exploración y construcción de los pozos.

“Entonces llegamos a un acuerdo y dijimos: conforme vayamos encontrando agua vamos a ir liberando, pero necesitamos el recurso para hacer la exploración y, si dan, liberamos para las que correspondan dotar, o sea, si el agua que es da para 10 casas, pues autorizamos 10; y si da para 100 autorizamos 100”, explicó.

Quiroga Romero sostuvo que no se frenará el desarrollo en el municipio, pero que este debe darse de forma controlada. Indicó que la ciudad de La Paz no puede crecer si, a la par, no crece la capacidad de los servicios públicos.

Andrea Villarreal