Ponte en sus zapatos: campaña de empatía en Los Cabos

0
1071
Persona en silla de ruedas subiendo rampa.

A través del Instituto Municipal para el Desarrollo de Personas con Discapacidad (IMDIS) y la Fundación Mavi, se llevará a cabo una actividad en la cabecera municipal de San
José del Cabo en la mañana de este jueves.

La nueva campaña “Ponte en mis zapatos, no en mi lugar” tiene como objetivo generar una mayor conciencia y sensibilizar a las personas acerca de las situaciones que enfrentan diariamente las personas con discapacidad motriz, así como la falta de empatía en el uso de espacios destinados a su acceso en lugares públicos o privados.

La actividad está programada para llevarse a cabo este jueves, desde las siete de la mañana hasta las 11 de la mañana. Según Perla María Valles Cota, directora del IMDIS, las actividades se enfocarán en el cierre de cajones de estacionamiento, dejando disponibles únicamente los estacionamientos de zona azul.

“Esta actividad es diferente, ya que la idea es bloquear los estacionamientos que no son azules para que los usuarios tomen conciencia de lo que significa dejar su vehículo retirado, tal como cuando invaden los cajones azules”.

En colaboración con la fundación Mavi, el instituto llevará a cabo esta actividad de concientización en las dos zonas de estacionamiento ubicadas a lo largo del Boulevard Mijares, en una distancia aproximada de 600 metros, comenzando desde la esquina del Boulevard Mijares con Manuel Doblado (frente al Palacio Municipal) hasta la esquina del Boulevard Mijares con Valerio González (frente al CECATI 106) en San José del Cabo.

Según el artículo 229 del Reglamento de Tránsito Municipal de Los Cabos, cualquier vehículo que se estacione en una zona azul destinada para personas con discapacidad será sancionado con una multa de hasta 100 UMAS. Sin embargo, algunos automovilistas no respetan esta normativa.

Es por esta razón que el proyecto “Ponte en mis zapatos, no en mi lugar” busca generar conciencia sobre los desafíos a los que se enfrentan las personas con discapacidad.

Mujeres en silla de ruedas.

Daniel Gudiño