Presidenta de CEDH ordena toma ilegal de instalaciones, denuncian trabajadores

Trabajadores y consejeros de la CEDH denunciaron que la titular de la comisión envió a un grupo de personas a tomar ilegalmente la sede, la cual se encuentra cerrada por una huelga
0
1229
Comisión Estatal de Derechos Humanos en BCS

La presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en Baja California Sur, Charlene Ramos Hernández, ordenó este viernes la toma ilegal de las instalaciones ubicadas en el fraccionamiento Fidepaz. El edificio se encuentra cerrado desde principios de enero debido al paro laboral de los trabajadores.

Así lo denunció la titular de la Unidad de Investigación del Órgano Interno de la CEDH, Alma Denise Guluarte Gutiérrez, quien alterna guardias con sus otros compañeros en la sede de derechos humanos. El paro estalló por conflictos entre los trabajadores y la presidenta de la CEDH, a quien denunciaron penalmente por peculado.

“Llegaron 6 compañeros de la comisión con un notario por órdenes de la presidenta a tratar de intimidarnos y tratar de entrar a las instalaciones. Hecho que nos tiene asustados porque estábamos mi compañera y yo solas y es un hecho que ella sabía premeditadamente que así nos encontrábamos, está violentando nuestros derechos por el paro laboral a querernos intimidar de esta manera y llegarnos de sorpresa, pero estamos en contacto las 24 horas y fue que llegaron en apoyo nuestros compañeros y consejeros”.

A pesar de que las personas enviadas por Charlene Ramos no pudieron entrar al edificio por la intervención de agentes de seguridad pública que fueron requeridos en el lugar para evitar el ingreso, estos advirtieron a sus compañeros que volverían para llevarse presuntos archivos confidenciales.

Rosa María Vergara Monroy, una de las consejeras de la CEDH, exhortó a Charlene Ramos a sostener un encuentro con los representantes de la comisión para intentar llegar a una solución y resolver las diferencias entre ambas partes.

“Para pedirle a la presidenta Charlene Ramos Hernández que se acerque a un diálogo no violento, que no nos mande policías o que no nos mande agresores. Si nos quiere mandar notarios, nosotros no tenemos nada que ocultar, pero sí tenemos la necesidad de entablar una comunicación abierta, franca y directa con la presidenta”.

Según la consejera, la presidenta de la CEDH no ha querido dar la cara para confrontar a los trabajadores que se declararon víctimas de acoso laboral, despidos injustificados y abuso de autoridad desde que ella tomó la titularidad de la comisión. De no llegar a ningún arreglo, seguirá la disputa en la sede de la institución.

“Le pedimos de favor a la presidenta Charlene Ramos Hernández que atienda al consejo de la CEDH en una sesión presencial. No nos da la cara a nosotros tampoco y menos aquí la iba a dar, mandó a un notario con los compañeros, esa sería mi percepción”.

A pesar de que el asunto se disipó sin mayores problemas, los trabajadores de derechos humanos comentaron que tendrán que reforzar las medidas de seguridad para evitar que otros emisarios pretendan usar la violencia para tomar la sede y afectar la huelga, en medio de las evaluaciones de las denuncias en su contra con la posibilidad de iniciar un juicio político en contra de la titular de la CEDH.

GC

Imberth Rondero
EtiquetasCEDH