¿Reclamas y regañas a tu pareja por todo? Podría ser nagging; qué es y cómo evitar esta práctica

Si reclamas o regañas por todo a tu pareja, podrían ser víctimas del nagging, una práctica que deberían evitar en la relación.
0
1221
¿Reclamas y regañas a tu pareja por todo? Podría ser nagging; qué es y cómo evitar esta práctica

¿Reclamas o regañas a tu pareja por cualquier cosa? Ten cuidado, podría ser nagging, una práctica que podría ocasionar que la relación amorosa llegue a su fin.

¿Qué es el nagging?

Este es el término usado por los psicólogos para referirse a la tendencia de reclamar y regañar a la pareja de manera constante.

“La interacción en la que una persona hace una solicitud repetidamente, la otra persona la ignora repetidamente y ambas se molestan cada vez más”.

Elizabeth Bernstein, en Wall Street Journal.

TE PUDE INTERESAR: ¿Quieres mejorar tu relación de pareja? Estas son las 5 cosas que debes hacer

Esta conducta puede revelar al nivel de “toxicidad” de la comunicación en el vínculo, y las causas pueden ser diversas.

De acuerdo con Scott Wetzler, del Montefiore Medical Center de Nueva York, las mujeres son más propensas a ejercer el nagging, ya que adoptan el papel de figura responsable y prestan mayor atención a los detalles y equivocaciones del otro.

En tanto, los hombres suelen ser más despreocupados, es por ello que suelen ser el objetivo de los reproches. Aunque hay sus excepciones.

¿Reclamas y regañas a tu pareja por todo? Podría ser nagging; qué es y cómo evitar esta práctica

Hombre riéndose enfrente de una mujer enojada.

¿Cuándo aparece?

El nagging aparece cuando existe la impresión de que no se consigue lo que se desea de la otra persona, por lo que se le regaña hasta obtener el resultado deseado.

El problema crece cuando la otra parte hace caso omiso a los reclamos y exigencias, lo que provoca un círculo vicioso en el que la primera parte grita, y la segunda ignora.

Características del o de la nagger

  • Personalidad controladora
  • Tener roles de papá o mamá hacia su pareja
  • Poseer iras acumuladas, traumáticas de su niñez o adolescencia no superadas
  • Personalidad inmadura o sencillamente una mala actitud
  • Ser maleducado o tener una cultura negativa de la relación y que le fue enseñada en su casa por el ambiente familiar donde este se desarrolló

Asimismo, los expertos señalan que las personas que solicitan las cosas a su pareja suelen ser demasiado organizadas, controladoras y obsesivas.

Rutina del nagging

  1. El nagger da la señal para realizar o dejar de hacer una tarea o comportamiento
  2. El regañado no cumple con la petición
  3. El nagger repite su pedido en un esfuerzo adicional por lograr el cumplimiento
  4. La persona a la que se regaña de nuevo responde con incumplimiento
¿Reclamas y regañas a tu pareja por todo? Podría ser nagging; qué es y cómo evitar esta práctica

Pareja discutiendo.

¿Por qué evitarlo?

El nagging refleja la inmadurez de ambas personas. Una de ellas por regañar tanto y de la otra por aguantarlos.

Esto provoca sentimientos negativos en la pareja, incluso podría caer en la frustración y una situación de amor-odio.

  • Genera un cansancio emocional
  • Desinterés en lo sexual y en lo emocional
  • Culpabilidad de que el otro se sienta mal
  • Creer que no sirve o que se es una persona inútil
  • Pensamiento de no ser suficiente
  • Sentirse despreciado

LEER MÁS: ¡Mucho ojo! Estas son las 10 señales de que tu relación ya NO funciona

Recomendaciones para dejar el nagging

Cuando existe infelicidad en una relación de pareja es porque hay una conducta repetida en un nivel de 20 por ciento, mientras que la comunicación está en sus niveles más bajos.

Bajo este panorama, una vez detectado el problema, hay que reconocer las malas prácticas.

  • Plantear un diálogo tranquilo, donde se pueda negociarse aquello que molesta a la persona.
  • Programar charla sobre el estado de la relación.
  • Reinterpreta el por qué tu pareja no colabora como tú quieres
  • Elige bien qué peticiones son en las que debes insistir y cuáles pueden esperar
  • Evita presionar con palabras como: “deberías”, “quiero que”, “tienes que hacer”

Recuerda que, en cualquier situación, siempre es importante buscar ayuda profesional si deseas examinar tus propios comportamientos. Incluso saber por qué continúas en una relación que no satisface tus necesidades.

MAEP

Metzli Escalante