Reintegran a trabajadores más de 200 millones de pesos por cuentas activas desde 1990 en BCS

Se identificaron un poco más de 800 cuentas bancarias activas aunque sin movimientos
0
836
Secretaría de Finanzas

Tras inconsistencias en algunas nóminas de trabajadores del Gobierno del estado, sobre la gestión de unos pagos pendientes en el tema de descuentos a salarios, se tuvo que buscar una resolución, la cual, asegura que ya se tiene.

Bertha Montaño Cota, titular de la Secretaría de Finanzas y Administración del estado, comentó el proceso de reestructuración que tuvieron que hacer directamente en las retenciones del Impuesto Sobre la Renta (ISR) entre los trabajadores que cotizan en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

“Nosotros empezamos desde hace dos años cuando llegamos a hacer una revisión de las plantillas, los tabuladores y empezamos a reestructurar esto porque había varias inconsistencias con las retenciones en el ISSSTE, con las retenciones al ISR y en general con el diseño de los tabuladores. Y nos dimos a la tarea de reestructurar, no ha sido fácil, nos llevó más de un año, pero ya están listos los tabuladores del personal de confianza, de honorarios y demás sindicalizados”.

Añadió que dentro de la reestructuración se identificaron cuentas bancarias activas que debían ser reguladas y con ello se obtuvieron saldos a favor de millones de pesos que deben de ser regresados al gobierno federal.

“Ahí también debo de comentarles que cuando nosotros llegamos, identificamos un poco más de 800 cuentas bancarias activas, aunque… aunque sin movimiento. Empezamos a depurar, a conciliarlas, que no es cosa sencilla y ahora en este año ya identificamos saldos, son pequeños saldos, pero eran como 300 cuentas con pequeños saldos; el monto general era cercano a 200 millones de pesos entre puros saldos y bueno hay una disposición en la Ley de Ingresos Federal que todos esos saldos se tenían que reintegrar a la federación”.

Recalcó que, el monto general fue reintegrado casi a la mitad y el restante todavía se revisa con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“Entonces hicimos ya el reintegro que se concilió con la auditoría superior de la federación, creo que fueron algo así como un poco más de 80 millones lo que se reintegraron y lo otro no nos pidieron todavía el reintegro. En estos días va a venir la Secretaría de Hacienda a hacer la conciliación junto con nosotros, pero son saldos que casi siempre quedan al final del ejercicio fiscal y que se tienen que reintegrar en un plazo máximo, pero son de muchos años, de los años 90”.

Tomando en cuenta que el ejercicio fiscal actual empezó el 1 de octubre y termina el 31 de diciembre de 2023; es decir, que se tendría hasta cierre de año para que el monto restante de los saldos sea reintegrado a la federación.

Raúl de León