¿Habrá sanciones para el dueño de toro agresivo en Los Cabos?

La problemática del ganado suelto en Los Cabos ha generado gran preocupación, especialmente tras el caso de un toro agresivo en la playa La Fortuna. El reglamento municipal establece sanciones severas para quienes no controlen adecuadamente a sus animales, incluyendo multas y la posibilidad de sacrificio del ganado
0
3507
Toro suelto en playa La Fortuna

El tema del ganado suelto ha ganado relevancia en el municipio de Los Cabos, especialmente debido a los casos reportados de un toro agresivo en la playa La Fortuna. Frente a esta preocupación ciudadana, el Bando de Policía y Buen Gobierno establece sanciones severas para los propietarios que no manejen adecuadamente a sus animales, buscando así abordar esta problemática.

Entérate: Captan a toro agresivo en playa de Los Cabos; padre e hija huyen (VIDEO)

Recientemente, el caso de un toro suelto en la zona conocida como “La Costa” en Los Cabos ha ganado notoriedad a través de las redes sociales, con una serie de videos captados durante el pasado fin de semana. Según testimonios de visitantes de la costa, varios bañistas han resultado lesionados e incluso algunos han tenido que ser trasladados al hospital tras ser embestidos por el animal.

Según la información recabada, este animal lleva varios años merodeando por la costa, pero recientemente ha mostrado un comportamiento agresivo al buscar alimentos entre los visitantes de la playa. Se indica que el toro pertenece a un rancho cercano cuyo propietario no ha tomado medidas para asegurar al animal.

El reglamento municipal establece que la conducción de ganado mayor o menor en la vía pública sin permiso previo, así como la presencia de animales sueltos que invadan áreas urbanas y representen un riesgo para la seguridad de las personas, constituye una falta contra la seguridad y la tranquilidad pública. La sanción por cometer esta infracción va desde $2,171 hasta $21,714 pesos, sin considerar los posibles daños a la propiedad o lesiones que el ganado suelto pueda causar.

Cuando las autoridades tienen conocimiento de una situación y retienen al ganado, este será trasladado a los corrales del rastro municipal, donde permanecerá durante un período de tres días. Durante este tiempo, el propietario deberá recoger a sus animales, cubrir los gastos en los que haya incurrido y pagar la sanción correspondiente.

En caso de que el propietario no se presente dentro del plazo establecido, los animales serán sacrificados. El producto resultante de este sacrificio será entregado a familias necesitadas a través de la instancia del Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

GC/ LLM

Daniela Lara
EtiquetasGanadoPlaya