Temporada de avistamiento de ballenas en Puerto Chale se encuentra en riesgo

En Puerto Chale solo la mitad de los prestadores de servicios turísticos han recibido los permisos para la temporada de avistamiento de ballena gris, lo que limita sus actividades
0
1622
Lancha con turistas abordo

Puerto Chale ha ganado popularidad en los últimos años por el avistamiento de ballena gris. Sin embargo, esta temporada podría verse afectada por diversos factores: el retraso en la entrega de permisos a los prestadores de servicios turísticos y el calentamiento del mar. Esto último podría afectar el número de ejemplares que llegan a las costas paceñas.

Karina Guevara, administradora de una empresa de tours, explicó que en la comunidad pesquera existen alrededor de 70 permisionarios, pero hasta el momento solo la mitad han recibido los banderines para iniciar con los paseos en lancha, lo que limita las actividades de los touroperadores. Enfatizó que esta no es la primera vez que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) entrega tarde las autorizaciones.

“Ha sido una problemática que año con año hemos estado batallando para que nos den los permisos. Este año más que todas las temporadas se ha batallado porque ya vamos casi a finales del mes de enero y todavía es hora de que no llegan en su gran mayoría los permisos que año con año han estado llegando, han estado autorizando, siendo que fuimos de los primeros en meter las solicitudes para los permisos de ballena gris y son permisos que han estado desde hace muchos años junto con las solicitudes, las bitácoras todo en tiempo y forma y aún así no nos han resuelto nada”.

En cuanto a cómo afectará el calentamiento del mar a la temporada de avistamiento, puntualizó que el fenómeno meteorológico denominado “El Niño Fuerte” disminuye la cantidad de ballenas grises en la región debido a que este aumenta la temperatura y cambia los patrones de circulación en todo el mundo, especialmente las corrientes marinas sobre el Pacífico.

“Creemos que no va a entrar la cantidad de los años anteriores, porque es un año ‘niño fuerte’, entonces es agua caliente. A ellos no les encanta tanto el agua caliente, las ballenas grises son más de agua fría de 19 grados a 23 o 22 grados pero para ser finales de enero y para la cantidad de ballenas creo yo que probablemente tengamos un buen número, no tan malo, tan drásticamente como se había previsto que iban a hacer muchísimos menos. Tal vez no sea tan escasa la visita de los ejemplares”.

Resaltó que en el año pasado el pico más alto de avistamientos fue en febrero, entre los días 18 y 20. En un solo día se contaron cerca de 295 ejemplares. Agregó que el Programa de Investigación en Mamíferos Marinos (PRIMMA) del Departamento Académico de Ciencias Marinas y Costeras de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) iniciará en próximos días con el censo de especímenes en aguas sudcalifornianas.

“Estamos trabajando con las banderas con las que ya nos autorizaron estamos haciendo el avistamiento de ballenas, estamos muy seguros de que hoy en día ya hay un poco más de 20 ejemplares. De hecho hicimos salidas y el censo más probable es que sean un poquito más de 20 todavía. PRIMMA que es la encargada de hacer el censo acá en Bahía Almejas, todavía no ha hecho el censo de esta temporada. Esperemos ya en estos días se haga para ver cuánto es el número de ejemplares exacto que hacen ellos, porque ellos hacen por identificación, entonces ellos saben un aproximado a la cantidad de ejemplares que hay”.

De acuerdo con el registro de la Dirección de Turismo de La Paz, durante la temporada de avistamiento de ballena gris del 2023, en Puerto Chale se recibieron 35 mil visitantes. Aunque este año se espera incrementar esa cifra, los factores mencionados anteriormente podrían disminuir el número de paseos en lancha para la observación de este gran mamífero.

GC

Raúl de León