Terror en Filipinas por terremoto de 6.7 grados; daños graves (VIDEOS)

El USGS detalló que el terremoto ocurrió en el 'Anillo de Fuego del Pacífico', región caracterizada por su intensa actividad sísmica
0
2575
Terremoto Filipinas

Durante las primeras horas de este viernes 17 de noviembre, un terremoto con magnitud de 6.7 grados sacudió Filipinas y provocó pánico en la población y algunos destrozos graves en diversas instalaciones.

De acuerdo con el reporte del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el hipocentro se registró a 77 kilómetros de profundidad y a 26.7 km al sur de Burias, región con cerca de cuatro mil habitantes.

Como era de esperarse, cientos de videos inundan las redes sociales, con los cuales los usuarios compartieron los preocupantes momentos que vivieron y retrataron la intensidad del movimiento telúrico.

Ante ello, se tiene conocimiento que el temblor fue percibido principalmente en la isla de Mindanao, ubicada en la zona meridional de dicho país.

Además, con la presencia del sistema, la ciudadanía temía el desarrollo de un posible tsunami, pues al tratarse de una región conformada por islas, podía considerarse su probabilidad. Sin embargo, las autoridades ya descartaron una alerta por este fenómeno.

Terremoto en Filipinas provoca desastre

En las grabaciones compartidas, especialmente en la plataforma de ‘X’, se puede observar como el terror se apoderó de los filipinos cuando comenzaron a sentir la presencia del sismo.

Tal es el caso de un clip que retrata a un par de personas en un centro comercial, lugar donde se fue la luz, y posteriormente, comenzaron a caer partes del techo hacia el piso.

Asimismo, otro de los audiovisuales difundidos, muestra en primer plano a un enorme edificio, del cual, algunas partes de su construcción descendieron hasta la calle.

Según los primeros reportes, el inmueble se ubica en Davao City.

Por otra parte, el USGS detalló que el terremoto en Filipinas ocurrió en el ‘Anillo de Fuego del Pacífico’, región caracterizada por su intensa actividad sísmica y volcánica. 

Dulce Cruz