Jóvenes de la preparatoria Morelos acusan a profesor por acoso sexual

Las y los jóvenes se manifestaron para exigir justicia, señalaron que el maestro lleva años con tales conductas y sin sanción alguna por parte de la institución
0
1750

Alumnas y alumnos de la preparatoria, José María Morelos y Pavón CCH La Paz, se manifestaron pacíficamente dentro de las instalaciones para visibilizar y exhibir varias denuncias de acoso y hostigamiento sexual escolar cometidas presuntamente por un profesor desde hace años.

Entre sus carteles y pancartas se lee: “Mi vida sexual no te incumbe profe *”, “El CCH no nos cuida, nos cuidan mis amigas”, “De mi cuerpo y vestuario respeta mi comentario”, “¡Cómplices!”, entre otras frases que hacen referencia a las conductas misóginas y de acoso sexual que denunciaron viven día con día en la institución por parte de dicho profesor, declaró la estudiante y Secretaria del Consejo Estudiantil:

“En las generaciones anteriores se habían dado muchos casos particulares de acoso, muchos testimonios salieron a la luz, el 8 de marzo de este año, en el tendedero que se hizo; y nosotros como generación no supimos, como no había realmente un proceso o una institución o un apartado donde nos pudiéramos nosotros apoyar, como que no fuera directamente el director o la psicóloga, no pudimos abordar el tema realmente y nunca se llegó a los directivos un tema en particular de una alumna”, expresó.

La situación actual de la preparatoria afecta en el rendimiento académico de lxs alumnxs que supuestamente son víctimas por parte del profesor, comentó el consejo estudiantil. Que, a su vez, vulnera en su salud y su integridad, trastocando temas de género que definitivamente son sumamente importantes de atender:

“Hay bastantes testimonios; uno de ellos se hizo bastante conocido aquí en la prepa, se hizo vía Instagram, y más que nada comentarios de pasillo, o sea, son cosas que todas las morras sabemos y que sabemos que con Lara no se platica, no se junta, no se deja que te agarre el hombro porque eso a él lo toma como una excusa para seguir con todo esto. Yo he visto muchas que corren, yo por lo menos en mi generación, y yo personalmente, si está el profe Lara, yo corro. Y yo, que soy Secretaria del Consejo, muchas veces él intenta tener este acercamiento para ver cómo podemos mediar, pero a mí me pone muy incómoda eso”, relató.

El comentario de la joven secretaria del consejo estudiantil, en la cual asegura la gran cantidad de testimonios, refleja la ausencia de un comité para atender violencia de género en los planteles de educación media superior. Asimismo, visibiliza las inconsistencias y necesidades en torno a la capacitación docente con perspectiva de género.

Sobre esto, el director de la preparatoria por más de dos años, José Luis Hernández, señaló que solamente ha escuchado comentarios y acusaciones acerca de este profesor, pero nadie se ha quejado directamente con él con respecto a este tema:

“Nosotros no tenemos más, más elementos; ahorita los muchachos salen a manifestarse, se les da la libertad que ellos siempre se les ha dado, y ahorita estamos viendo un asunto ya académico con los grupos de él, pero los muchachos, ahora sí que no se nos informaron, ya casi como faltando dos minutos nos avisaron que iban a hacer esa manifestación. Yo no estaba enterado y como fue pacífica y todo, aquí estamos para estar al pendiente nada más con ellos, pero no, no negarles nada, ellos están en libertad de expresarse de la manera que ellos quieran”, dijo.

Al maestro acusado ya se le notificó sobre esto, sin embargo, si no hay denuncia directa, no se puede concretar algo más, en un contexto legal, de acuerdo con el directivo. En este sentido, estudiantes se preguntan ¿Dónde está la Secretaría de Educación Pública (SEP) para atender estas situaciones que permean y afectan en el aprendizaje del alumnado?

Lxs alumnxs buscan un espacio seguro, libre de abusos, hostigamiento, misoginia. Y lo que actualmente ocurre en la institución educativa, es un reflejo de que lxs jóvenes buscan un cambio y rechazan rotundamente las conductas que, tal vez en su momento, habrán sido minimizadas e incluso normalizadas. Especialmente, “porque nadie dijo nada… Sin embargo, ya no tendrán nuestro silencio”, recalcaron.

EU

Sofía Apodaca