Adele interrumpe concierto para defender a la comunidad LGBT

Adele no dudó en detener su actuación en el Caesars Palace para confrontar, desde el escenario, a un seguidor
0
199

Fans de Adele aplaudieron el gesto que tuvo durante su concierto en Las Vegas, luego de que uno de los asistentes al espectáculo hiciera un comentario en contra de la comunidad LGBT, por lo que la cantante no dudó ni un segundo en detener su show y mostrar su molestia.

La noche del sábado 1 de junio, la cantante británica ofreció su show “Weekends with Adele”, como parte de su residencia en Las Vegas, por lo que alrededor de 4 mil 296 de personas se dieron cita en The Colosseum, en el Caesars Palace.

Adele interpretó algunos de sus grandes éxitos como “Hello”, “Easy on me”, “Someone like you” y “Rolling in the deep”.

Durante su actuación, escuchó como uno de sus fanáticos pronunciaba la frase “proud sucks” (“el orgullo apesta”, haciendo alusión al orgullo LGBT, situación que motivó a la cantante a detener su actuación para confrontar, desde el escenario, a su seguidor.

Esto dijo la cantante:

“¿Vienes a mi maldito concierto y lo que dices es “el orgullo apesta”?, ¿eres un estúpido?, no seas tan jodidamente ridículo, si no tienes nada amable que decir, cállate, ¿está bien?”.

Inmediatamente, Adele recibió la aprobación de su público que se adueñó del recinto con una ovación y un grito de euforia colectivo, que conoce bien la postura ideológica de la británica, pues en más de una ocasión ha refrendado su apoyo y solidaridad a la comunidad, a la que se siente muy cercana.

“La comunidad LGBT ha sido como mi alma gemela desde que era muy joven, me hacen sentir muy orgullosa”, dijo al borde de las lágrimas en un recital que ofreció en el pasado.

Ha tenido otras muestras de afecto, como cuando agregó a la cola de uno de sus vestidos, una franja con los colores que representan la bandera LGBT.

Y aunque el gesto de la intérprete ha sido muy bien recibido en redes sociales, ya hay algunas páginas que aseguran que lo que en realidad expresó el fan de Adele fue la frase: “work sucks” (“el trabajo apesta”), y que la cantante escuchó mal, sin embargo, no hay alguna prueba que lo compruebe.