Cayó el infierno sobre Cuautla

0
1919
En tercera Persona

El infierno cayó sobre Cuautla.

En menos de 15 días nueve comercios fueron incendiados por hombres armados. La lista incluye lotes de autos, fruterías, carnicerías, locales de comida, bares y negocios dedicados a la venta de equipos para fiestas.

Tres taxis fueron balaceados y quemados.

Un rostro humano apareció sobre un medidor de la CFE mientras otros restos del cuerpo desmembrado de un hombre de entre 25 y 30 años de edad fueron abandonados en tres puntos de la ciudad.

Todo ocurrió entre el 30 de septiembre y el pasado 14 de octubre. Entre los objetivos del crimen organizado estuvieron un comercio del mercado Hermenegildo Galeana, otro más ubicado en Cuautlixco, varios negocios situados en las colonias Casasano, Morelos y Cuauhtémoc.

Temor, cierres masivos de negocios a temprana hora, así como calles desiertas son parte del clima que hoy envuelve a la segunda ciudad más importante de Morelos.

Al mismo tiempo, el alcalde morenista de Cuautla, Rodrigo Arredondo López, está siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción de Morelos.

A la embestida contra los comerciantes por parte de grupos de extorsionadores se suma una ola de ejecuciones que ha sacudido Cuautla y la zona oriente del estado. El 26 de septiembre dos personas fueron ejecutadas en el interior de una conocida marisquería situada en Casasano.

A principios de octubre ocho personas fueron ejecutadas en menos de 24 horas. La noche del 9 de octubre, siete personas más fueron rafagueadas en la colonia Miguel Hidalgo: la policía localizó más de 30 casquillos percutidos, pero no hubo un solo detenido.

El 14 de octubre, una ayudante municipal de Cuautla fue ejecutada por los tripulantes de una motocicleta en una tienda de su propiedad. La misma noche, el abogado Juan Carlos Olallo fue asesinado en el interior de un taller de motocicletas. Esa misma noche, en los límites con Yecapixtla, otra agresión dejó un muerto y cuatro heridos. En el mismo sitio se halló un cuerpo desmembrado y dos cadáveres abandonados en la carretera a La Cartonera.

Se hizo un llamado para marchar al día siguiente por las calles de Cuautla en demanda de seguridad. Sin embargo, solo 25 personas asistieron a la marcha. Los comerciantes de la ciudad decidieron no salir por miedo a las represalias del crimen organizado. Nadie quiso ponerse en la mira de los criminales que controlan mediante halcones todo cuanto ocurre en la ciudad.

La diputada Paola Cruz Torres denunció: “A diario, homicidios, feminicidios, cobro de piso y extorsiones”.

En meses anteriores se detectó la llegada a la zona oriente de Morelos de una célula del Cártel del Noreste que dejó más de 30 narcomantas en los municipios de dicha región, y que se hace llamar Comando Rex. El líder de esa célula fue identificado como Felipe de Jesús Chacón, alias “El Colmillos” o “El Teniente Rex”.