Ante temporada de calor, Coepris endurece medidas para vendedores de mariscos

José Manuel Larumbe Pineda habló sobre las regulaciones implementadas en los puestos de mariscos y pescados durante la temporada de calor
0
936
Vigilancia a vendedores de mariscos en Los Cabos

En una entrevista con CPS Noticias y Tribuna México, José Manuel Larumbe Pineda, representante de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), habló sobre las regulaciones de los puestos de mariscos y pescados durante la temporada de calor para prevenir enfermedades en la población, detallando que se vigila que mantengan los productos en las condiciones adecuadas para que no representen riesgo alguno para la salud.

El seguimiento en esta temporada, precisamente de calor, se realiza a los puestos de mariscos, pescados y otros productos. Se les da un seguimiento donde se deben contar con las medidas adecuadas de mantenimiento de la cadena de frío de estos productos. También se llevan a cabo las visitas de verificación, siempre estamos verificando.

De acuerdo con Larumbe, durante esta temporada de calor, se realiza un seguimiento especial a los puestos que venden mariscos, pescados y otros productos. Además de la revisión de los puestos de venta, se realizan estudios para garantizar que los productos del mar del estado estén en buenas condiciones y no representen riesgos sanitarios.

Recientemente, se estableció una veda sanitaria en los Esteros del Coyote y La Bocana, en Mulegé, debido a la presencia de toxinas en moluscos, específicamente el ácido domoico. Los análisis realizados por un laboratorio federal mostraron niveles fuera de la norma oficial mexicana, lo cual, desde el pasado martes y hasta nuevo aviso, impide la extracción, comercialización y consumo de estos moluscos.

Larumbe enfatizó que esta restricción es exclusiva para los productos de estas áreas afectadas y no es motivo para alarmarse o evitar consumir mariscos en general.

La Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios se encarga de vigilar que los establecimientos cumplan con los procedimientos adecuados de manejo de alimentos y cuenten con las medidas de refrigeración necesarias. También se investigan denuncias para llevar a cabo verificaciones correspondientes. En algunos casos, se han suspendido temporalmente ciertos puestos que no cumplen con los requisitos.

Aunque actualmente no se lleva a cabo un operativo específico en los puestos de mariscos, se refuerza la supervisión general durante la temporada de calor. Además, se realizan monitoreos de calidad del agua en las playas para garantizar que estén en condiciones óptimas. Este programa de playas limpias abarca más de 37 playas en el estado y se llevan a cabo muestreos periódicos para prevenir riesgos para los bañistas.

Jesús Moreno