CNDH revela condiciones de los penales de Baja California Sur

Presentó su Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2023, donde la entidad muestra avances en sus cuatro Centros de Reinserción Social, pero también persisten problemas importantes
0
400
Penal en BCS

Recientemente, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) presentó el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria correspondiente al 2023, donde destacó que Baja California Sur ha mejorado sus calificaciones en sus cuatro Centros de Reinserción Social. Sin embargo, se reportaron deficiencias significativas en estos centros.

Según el informe de la CNDH, el estado sudcaliforniano aumentó su calificación de 6.83 en 2022 a 7.28 el año pasado, aunque continúa en el indicador amarillo del semáforo de evaluación. La población penitenciaria es de 1,238 personas, lo que representa un incremento del 2.75% respecto a la evaluación anterior.

Baja California Sur opera cuatro centros de reinserción, uno mixto y tres varoniles, con capacidad para 1,909 personas, pero se señala junto a otras once entidades por no contar con un centro específico para mujeres.

Entérate: Llamadas de extorsión que se recibe en BCS vienen de penales de otros estados

El diagnóstico evaluó cinco rubros: Estancia digna, gobernabilidad, reinserción social, necesidades específicas del privado de la libertad y aspectos que garantizan la integridad de las personas en reclusión. Se registró un aumento en la calificación para los centros de La Paz, San José del Cabo, Ciudad Constitución y Santa Rosalía.

¿Qué problemas se encontraron en los penales de BCS?

Aunque el estado parece estar bien en términos de sobrepoblación, la CNDH observó deficiencias como falta de programas educativos, deportivos, de prevención de adicciones y desintoxicación voluntaria.

En cuanto a la estancia digna, se encontraron problemas en las condiciones materiales e higiénicas de las instalaciones, cocina, comedor y área médica, así como deficiencias en la clasificación adecuada de los internos y la separación entre procesados y sentenciados.

Finalmente, los cuatro centros carecen de personal suficiente de seguridad y custodia, con informes de que los salarios no son adecuados, especialmente en tres de ellos, según el personal penitenciario.

EU

Daniela Lara
EtiquetasCNDHPresos