Entre denuncias por invasiones y amenazas sigue disputa por rancho “El Olivo” en La Paz

0
1131
Manta de protesta por rancho El Olivo

Luego de que la familia Talamantes Espinoza se manifestó en el Centro de Justicia Penal de La Paz para denunciar la detención ilegal de 3 de sus miembros durante un operativo de cateo realizado por agentes ministeriales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en el rancho “El Olivo” en El Centenario, el procurador, Daniel de La Rosa Anaya, explicó que todo se trata de la disputa entre dos grupos de parientes por las tierras agrícolas y ganaderas de las que ambos se proclaman como los legítimos propietarios.

El titular de la PGJE dijo que las investigaciones de caso se encuentran avanzadas, por lo que en las próximas horas se podría definir el rumbo del caso y esclarecer este conflicto que incluye atentados en contra de las personas que actualmente habitan en la ranchería, además de anteriores adjudicaciones de los terrenos por parte de otras familias interesadas en apropiarse del rancho, además de anteriores casos de fraude en las mismas tierras.

“Es un predio donde se han realizado diversas invasiones, inclusive fraudes, tenemos varias denuncias por venta de predios sin tener el derecho. Tenemos vinculadas a proceso a algunas personas relacionadas con estos hechos en la zona de El Centenario. Son varias hectáreas que se están reconvirtiendo, y en este caso con varios los que se están disputando los mismos, uno de ellos es la familia que ya hemos atendido, su caso va muy avanzado, tiene denuncias por despojo, daños, amenazas, y nosotros decretamos medidas de protección como patrullajes y vigilancia por parte de diversas instancias de seguridad pública”.

Sin dar detalles, el procurador agregó que la situación de los integrantes de la familia Talamantes, requeridos por las autoridades de justicia tras supuestamente ser aprehendidos sin motivo alguno por el personal de la PGJE, también se habría solucionado tras la presentación de pruebas y evidencias a su favor, en medio de la valoración de nuevas carpetas de indagatorias que podrían destrabar la pugna familiar.

“En este caso, los propietarios originales que se han venido presentando y es que históricamente esa zona son los que han acreditado la propiedad. Hay personas de apellido Carballo que son los que están siendo denunciados. Está siguiendo su curso, su procedimiento legal, también en el caso del señor Talamantes ellos tienen una posesión, no propiedad sino una posesión, entonces se está siguiendo el procedimiento correspondiente”.

La gran extensión territorial y el flujo económico derivado de las actividades realizadas en la propiedad rural de la delegación de El Centenario habría de ser la principal causa de las diferencias entre las familias involucradas en el caso. Por lo que la denuncia por intento de despojo y amenazas por parte de los Talamantes Espinoza en contra de los Carballo, sería la línea de investigación más importante para acreditar la legitima propiedad del rancho y que se pueda decretar la resolución de este controvertido caso.

GC

Imberth Rondero