¡Cuidado con los golpes de calor!

0
343
Señora de la tercera edad tomando agua de sabor por el aumento de temperaturas.
Ante el cambio de clima en Baja California Sur, la Secretaría de Salud del estado está llevando a cabo medidas de prevención y difusión para evitar que la población corra el riesgo de sufrir afecciones debido a la exposición a los rayos solares.

Algunos de los padecimientos más comunes son el golpe de calor y la insolación, los cuales ocurren cuando el cuerpo no puede regular su temperatura, superando los 39.4 °C, ya sea por las condiciones ambientales o por las actividades físicas de alto rendimiento.

Sobre este tema, la jefa de la Jurisdicción Sanitaria 3 La Paz, Ana Ibeth Islas Canizales, detalló que durante la última semana de marzo y la tercera semana de octubre se presentan con frecuencia los golpes de calor, sobre todo en los grupos vulnerables.

“El golpe de calor, entre otros daños a la salud, se presenta por las altas temperaturas y en nuestra localidad también hay otros daños como la deshidratación, los calambres y las quemaduras por el sol, especialmente en personas vulnerables, por ejemplo, adultos mayores de 65 años o menores de cinco años, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas degenerativas”.

Las medidas de prevención que recomienda el sector salud son:

  • Mantenerse hidratado.
  • Vestir ropa fresca que proteja la piel de los rayos ultravioleta.
  • Permanecer en lugares frescos, sombreados y ventilados.
  • No exponerse al sol durante largos períodos de tiempo.
  • Utilizar gorra o sombrero, así como protector solar.

También señaló la importancia de estar alerta a los síntomas que presenta una persona cuando sufre un golpe de calor.

“Desde un dolor de cabeza, decaimiento, náuseas, vómito, mareo, frecuencia cardíaca elevada, respiración rápida y sudoración profusa, con piel seca, muy caliente y enrojecida. Si no prestamos atención a estos síntomas, pueden llevarnos a un problema de salud mucho más grave”.

Enfatizó que, en caso de presentarse un golpe de calor, se debe trasladar al enfermo a lugares con condiciones climáticas más favorables. Además de colocar fomentos de agua fresca en las axilas, ingles y cabeza; y si la persona lo tolera, proporcionarle agua.

Mónica Urbina