Depresión como principal factor del suicidio

Algunas señales de alerta de la depresión, son: pérdida de apetito, dejar el tratamiento médico o consultas programadas con el doctor, así como en el lenguaje cotidiano
0
1444

Cada 10 de septiembre, se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Suicidio. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que la tasa de mortalidad por suicidio ha incrementado en el continente americano, un ejemplo de ello es el país mexicano, donde las muertes por suicidio aumentaron al pasar de 6, 494 en 2017 a 8,123 para 2022, según el más reciente estudio publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Argelia González Vázquez, psicóloga, mencionó en exclusiva para CPS Noticias y Tribuna de México, informó que en el caso de los hombres, son los masculinos jóvenes en una edad de 14 a 29 años quienes están cometiendo el suicidio, pero el riesgo también se muestra en hombres mayores de 45 años, cercanos a la tercera edad, en hombres viudos, solteros o con enfermedades terminales, especialmente si son dolorosas.

En tanto con mujeres, la especialista en salud sexual informó que el riesgo se presenta en mujeres casadas y con hijos, por lo que subrayó la importancia de las redes de apoyo.

° Ansiedad y depresión, los trastornos más comunes en La Paz

La Organización Mundial de la Salud considera que la depresión es un trastorno mental común que afecta a 5 % de la población adulta a nivel mundial y que puede alterar las actividades cotidianas de las personas, como las laborales, escolares, familiares y, en el peor de los casos, puede ocasionar el suicidio, por ello es importante estar atentos a las señales de familiares y amigos que pueden indicar este padecimiento.

“Lo que podemos notar es de aquello que le entusiasmaba a la persona, lo empieza a dejar, esto a demás nos puede estar manifestando depresión, no necesariamente de llegar a suicidio, pero si nos habla de que la persona está dejando de disfrutar lo que antes disfrutaba. También la falta de funcionalidad, es decir, una persona que normalmente fue desempeñada con responsabilidad en sus actividades laborales o sociales, y empieza a mostrar una actitud de abandono hacia estas responsabilidades”, expresó Argelia González Vázquez, psicóloga.

Asimismo, González Vázquez informó que otras señales de alerta son la pérdida de apetito, dejar el tratamiento médico o consultas programadas con el doctor, así como en el lenguaje cotidiano.

Contar con redes sociales de apoyo, como puede ser la familia o las amistades, puede evitar problemas de salud mental. Algunos estudios sobre depresión señalan que esta condición se relaciona negativamente con la falta de apoyo social, ya que quienes tienen bajos niveles de apoyo, pueden presentar mayores síntomas de depresión.

“Entonces, es importante que en estas conversaciones o encuentros cotidianos que tengamos con las personas, especialmente si sabemos qué están pasando por periodos desafiantes, alguna pérdida, algún cambio drástico, una, la jubilación, el síndrome del nido vacío, es importante que atendamos al lenguaje de los otros, porque generalmente lo pasamos por alto, lo tomamos como broma…

Es muy difícil que en México recibamos educación emocional, entonces nos falta esta sensibilidad para conectar con el dolor ajeno, el decir, por ejemplo, si abiertamente alguien nos dice “sabes que yo un día me voy a dar un tiro, voy a cortar las venas” ya abiertamente y no tomarlo en serio, es un riesgo. Eso sí es evitarlo en absoluto, jamás a alguien que nos está manifestando abiertamente que se quiere suicidar, jamás decirle “hazlo” porque lo va a hacer”, enfatizó.

Con relación a los centros donde las personas necesiten acudir ante algún cuadro de depresión o al detectar alguna señal de peligro, la psicóloga González Vázquez reiteró que en las instituciones públicas de salud existen áreas de psiquiatría o psicología, sin embargo, lamentó que por la alta demanda o falta de personal, es posible que la atención no sea de inmediato.

Por otro lado, también informó que existe la línea de la vida, en la cual, la persona puede ser atendida las 24 horas y los 365 días del año por especialistas de la salud quienes brindarán apoyo emocional, el número es 800 911 2000.

Daniela Lara
EtiquetasSuicidio