Centros de Atención Infantil de BCS se van a paro; denuncian irregularidades administrativas

0
1238
Pancarta de docentes afuera de escuela

En Baja California Sur, los cinco Centros de Atención Infantil (CAI) entraron en un paro laboral. Los docentes denuncian irregularidades administrativas por parte de la jefa de Departamento de Educación Inicial de la Secretaría de Educación Pública del estado, Cecilia Higuera Murillo.

Como señal de protesta, las y los docentes del CAI 1 “Jesús Castro Agúndez”, en el municipio de La Paz, colocaron una lona frente a la entrada del plantel educativo, que posteriormente fue trasladada al Centro SEP. En ella expusieron una serie de problemáticas que afectan a 109 infantes, de entre 45 días de nacidos y 3 años de edad, y 60 trabajadores.

En la lona, denuncian que los suministros de alimentación de los pequeños son de mala calidad, no se otorgan vales de útiles ni uniformes escolares, el personal no recibe desayuno, hay desabasto de material básico, falta de entrega del programa interno de Protección Civil, no cuentan con supervisión ni equipo técnico, falta de transparencia en la aplicación del recurso, entre otros.

Diana Torres, una de las maestras, cuestionó las decisiones de la jefa del Departamento de Educación Inicial, la cual dio la orden de seguir trabajando de manera regular luego de que el personal avisó acerca de peligros en las instalaciones del plantel de Cabo San Lucas.

“Esto es debido a que sus decisiones muchas veces han puesto en riesgo tanto a niños como al personal. No es posible que un jefe de departamento dé indicaciones al personal de seguir dando un servicio cuando Protección Civil dice que están en una bomba de tiempo. Eso sucedió en Cabo San Lucas. Aquí vino una compañera y en reunión sindical ella lo manifestó tal cual. Entonces por eso se pide también la destitución de la maestra Cecilia, porque como un jefe del Departamento no va a tener en consideración la vida que es otro derecho universal”.

Algunos padres de familia han expresado molestia por la suspensión de labores. En este contexto, Diana agregó que esto es normal. Hizo hincapié en que la educación inicial es un derecho del niño y que se trata de una escuela, no una guardería.

“Los padres de familia hasta ahorita han manifestado esa molestia por toda esta incomodidad que han tenido de que no se les brinda el servicio. Sin embargo, también han mostrado todo su apoyo para lo que se requiera porque saben que estamos cuidando la seguridad de sus niños”.

Por su parte, la maestra Leyda Davis puntualizó que en el CAI ofrecen a los menores un menú establecido por la Secretaría de Educación Pública (SEP). Sin embargo, pocas veces pueden seguirlo debido a la falta de ingredientes, pues estos no llegan o los reciben en mal estado. Recalcó que en las facturas existen irregularidades en cuanto a las adquisiciones de los alimentos, ya que los precios son una exageración.

“Los alimentos se van cambiando. Cuando en el menú establece una cosa, llega a otra porque no hubo, porque a veces lo mandan el mal estado o se cambian a unos alimentos por otros que en su precio despuntan. Entonces, de esta forma, en las facturaciones sí se cumple, pero aquí la realidad, el contexto y la situación que vivimos es otra”.

En San José del Cabo, Cabo San Lucas, La Paz y Ciudad Constitución suman alrededor de 500 menores de edad que sufren por esta situación. Padres y madres de familia se encuentran molestos ya que no cuentan con el servicio que la institución brinda.

GC

Raúl de León
EtiquetasDocentes