Turista de EU aparece momificado en nevado de Perú; desapareció hace 22 años

William Stampfl se extravió en el 2002 en el nevado Huascarán. Fue descubierto por autoridades andinas a más de 6 mil metros de altura
0
820
Descubrimiento de cuerpo momificado en nevado

El cuerpo de William Stampfl, un turista estadounidense desaparecido en 2002 tras una avalancha, ha sido hallado momificado en el nevado Huascarán, el pico más alto de Perú con 6,768 metros de altura. Este sorprendente descubrimiento fue confirmado por la Policía Nacional de Perú (PNP) y reportado por la agencia oficial Andina.

La desaparición de Stampfl ocurrió hace 22 años, cuando una avalancha lo sepultó durante una expedición en la sierra de la región Áncash. El reciente hallazgo de su cuerpo, momificado y aun con sus vestimentas y herramientas de escalada intactas, pone fin a una búsqueda de más de dos décadas.

Entérate: Tiburón ataca a turistas en Isla del Padre Sur, Texas (VIDEO)

El equipo de rescatistas del Departamento de Salvamento de Alta Montaña de la PNP recibió una alerta sobre el hallazgo de un cadáver en el nevado Huascarán. Tras varias horas de búsqueda en una zona de alto riesgo por avalanchas y con numerosas grietas, localizaron el cuerpo de Stampfl a 5,200 metros sobre el nivel del mar.

Así fue el hallazgo al descubrir el cuerpo momificado

Los rescatistas enfrentaron condiciones extremas durante la operación, pero lograron trasladar el cuerpo a una zona más baja. Representantes del Ministerio Público realizaron la diligencia de levantamiento de cadáver y ordenaron su traslado a la morgue para los procedimientos legales correspondientes.

El comunicado oficial de la Policía del Perú confirmó que el cuerpo momificado correspondía a William Stampfl, identificado a través de una licencia de conducción encontrada durante la revisión preliminar del cuerpo. Stampfl, originario de California, Estados Unidos, había desaparecido en junio de 2002 cuando una avalancha en el Huascarán sepultó a tres turistas. Con el hallazgo de Stampfl, solo resta por localizar a un tercer montañista desaparecido.

La tragedia en el nevado Huascarán, a 40 kilómetros de Lima, recordó los peligros inherentes a la escalada en una de las montañas más altas y desafiantes de Sudamérica. La comunidad de alpinistas y los familiares de Stampfl han expresado su tristeza y alivio por el cierre que este descubrimiento ofrece, aunque la búsqueda continúa para encontrar al último montañista desaparecido en aquel fatídico año.

El nevado Huascarán, conocido por su belleza y peligrosidad, ha sido testigo de muchas historias de valentía y tragedia. El hallazgo de William Stampfl añade un capítulo más a su historia, recordándonos la perenne lucha del hombre contra la naturaleza y el costo a menudo trágico de esa batalla.

Efrén Urrutia
EtiquetasMomiaNevado