Habitantes de Civilizadores II quedaron incomunicados tras las lluvias

La corrida del agua destrozó el callejón Acceso, impidiendo el paso de vehículos a la zona y generando problemas para la recolección de basura
0
596
Calle destrozada

Las recientes lluvias registradas en La Paz destrozaron el callejón Acceso, ubicado en la colonia Civilizadores II. Martha Leticia, una de las habitantes de la zona, indicó que ella y otros de sus vecinos se encuentran incomunicados, pues no pueden sacar los vehículos de sus viviendas.

Conoce más en: Tras las lluvias, servicios en llanteras se incrementan más del 60%

Explicó que las precipitaciones ocasionaron que la vialidad se convirtiera en un arroyo, lo que deslavó la terracería y provocó la aparición de zanjas. Además, a ambos extremos del callejón, en los cruces con la calle Tuna y el libramiento, quedaron una gran cantidad de piedras que hacen imposible el paso de automóviles por esos sitios.

“Esta situación que estamos viviendo no es la primera vez. Siempre que llueve quedamos incomunicados. Yo soy una persona discapacitada. He perdido citas al seguro social porque yo no puedo salir por ahí. Mi carro pega en este tramo que está aquí. Siempre hemos dicho al gobierno que nos ayuden, que pavimenten. No sé qué pueda proceder en este momento aquí con nosotros, pero les pido auxilio, auxilio”, manifestó.

La señora comentó que, en el pasado, los trabajadores de Servicios Públicos Municipales de La Paz han tardado hasta un mes en acudir a la colonia a realizar el raspado de las calles. Apuntó que para ella cada vez resulta más difícil esperar tanto tiempo debido a una lesión en la cadera que le complica caminar entre las rocas.

Hizo hincapié en que, cuando compró su casa, nadie le advirtió que el callejón se convertía en un arroyo. Con el paso de los años ha visto cómo cada año la cantidad de agua que pasa frente a su hogar crece.

“Estamos en un peligro latente ahora con las lluvias. Qué bueno que ha llovido porque hace falta el agua aquí, pero aquí nos afecta […] Gracias a Dios que no se metió dentro de la casa porque, te digo, corren aguas negras. Ya reventó la coladera de ahí. Está reventada por la fuerza que traía el agua”, expresó.

Por último, mencionó que las condiciones de la calle también han afectado el servicio de recolección de basura. El camión no puede ingresar a la zona, por lo que las bolsas con residuos se acumulan fuera de los hogares.

Andrea Villarreal