“Hilary” dejó pérdidas millonarias en vida nocturna de Los Cabos

0
677

Los Cabos, BCS. – El paso del huracán “Hilary” por Baja California Sur provocó la suspensión total de la vida nocturna durante el viernes, sábado y parte del domingo. Esta situación resultó en pérdidas diarias que superaron los 30 millones de pesos en bares, antros y centros nocturnos de Cabo San Lucas.

 Aquellos colaboradores que dependen directamente de esta actividad fueron los más golpeados. No pudieron obtener las propinas que usualmente les ayudan a sobrellevar los elevados costos de vida en este destino turístico.

 Robbin Hernández, presidente de la Asociación de Profesionistas y Líderes Empresariales de Los Cabos, destacó la dificultad de la decisión de aplicar la Ley Seca durante este período, pero subrayó su necesidad para proteger a la población, especialmente a los trabajadores de la vida nocturna, de los impactos del clima adverso.

 “Más o menos por día se tiene una derrama de 20-30 millones de pesos en vida nocturna, esto es lo que se deja percibir en una noche. Lógicamente es un golpe para el comercio, lo que tenemos muy presentes los comerciantes del centro que primero es la seguridad, primero son las personas; tomamos la decisión de la Ley Seca. Sabemos que no es como en unas elecciones y que en la franja turística se puede tomar, aquí era por cuestiones climatológicas. Si se vio afectada, pero también tomamos la decisión para que los trabajadores cuidarán su integridad”.

Por otro lado, el sector restaurantero optó por no divulgar las pérdidas ocasionadas por la suspensión de operaciones debido a “Hilary”. De acuerdo con las cifras proporcionadas por la Asociación de Profesionistas y Líderes Empresariales de Los Cabos, se estima que alrededor de 20 mil personas trabajan directamente en la industria de la vida nocturna. Para estas personas, las propinas constituyen una parte fundamental de sus ingresos.

Robbin Hernández hizo hincapié en que Los Cabos está tomando medidas para finalizar el año con eventos significativos con el objetivo de recuperar los ingresos que se han visto afectados tanto por la alerta sanitaria del Covid-19 como por los efectos perjudiciales dejados por “Hilary” el fin de semana anterior.

Luis Castrejón