Turismo por la niñez, iniciativa para erradicar la explotación infantil en Baja California Sur

0
713
Mujer trabajando junto a niño

La reciente Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2022, publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), destaca que el 13.1% de los menores en México participan en actividades laborales, indicando un aumento del 1.7% con respecto a datos anteriores. Este fenómeno también impacta a Baja California Sur, donde se observa un incremento del 5% en el trabajo infantil durante el 2023. 

La preocupación por la explotación sexual y laboral en menores ha llevado a la colaboración entre autoridades y asociaciones. En una entrevista exclusiva con Malcolm Aquiles, director de Políticas Públicas y Movilización de World Visión México, se compartió información sobre la iniciativa “Turismo por la Niñez”. Esta propuesta busca establecer espacios seguros y libres de explotación para prevenir que el país sea considerado como destino para delitos relacionados con la explotación infantil.

“Exactamente, puede provocar el riesgo de que personas puedan cometer el delito de explotación sexual o laboral, vean a México como una oportunidad para llevar a cabo acciones ilícitas, esto pueda afectar al sector del turismo, la economía y la niñez. Necesitamos ser solidarios con las familias para promover trabajo digno, para que padres y madres tengan acceso a un trabajo digno, seguridad social y obviamente a un ingreso. Acercarles herramientas para una crianza positiva, creo que muchas acciones justificadas como educativas están atravesadas por violencia y son detonantes, entre ellos la ignorancia de que niños y niñas estén en riesgo de explotación y trabajo infantil”.

World Visión México explicó que uno de los factores que ha contribuido al aumento del trabajo infantil en destinos turísticos es el impacto económico y social derivado de la pandemia del Covid-19. Durante el confinamiento, se registró un incremento de la violencia intrafamiliar, lo que resultó en la deserción escolar de los menores. Esta situación los llevó a buscar fuentes de empleo inapropiadas para su edad, exponiéndose a situaciones de explotación laboral y sexual.

“Existen muchos factores de riesgo que detonan este tema, para nosotros es clave que después del confinamiento del Covid, las condiciones de vida de las familias, sobre todo económicas y sociales han detonado las violencia al interior de los hogares, han detonado la deserción escolar, el desempleo y los casos nos han identificado que eso incrementa los riesgos de trabajo infantil, sexual de las niñas, niños y adolescentes; en los destinos turísticos o en las ciudades”.

La Encuesta Nacional de Trabajo Infantil reveló que las principales razones por las que las niñas, niños y adolescentes trabajan son para apoyar a sus padres (31.5%), cubrir los gastos de su educación o personales (22.7%), aprender un oficio (15.2%) e incluso pagar deudas (12.2%).

GC

Luis Castrejón