Javier Milei prohíbe uso de lenguaje inclusivo y perspectiva de género en gobierno argentino

La decisión del Ministerio de Defensa de vetar el uso del morfema -e en reemplazo de las letras -a y -o en las comunicaciones de la dependencia y las Fuerzas Armadas, es un reflejo de este conflicto
0
2068
Javier Milei

El recién elegido y además polémico presidente de Argentina, Javier Milei, ha generado controversia en su país al emitir un decreto que prohíbe el uso de lenguaje inclusivo y cualquier referencia a la perspectiva de género en la administración pública del país.

El decreto, dado a conocer este martes 27 de febrero por el portavoz presidencial, Manuel Adorni, establece que todas las comunicaciones oficiales, documentos y publicaciones estatales no podrán utilizar un lenguaje “neutral” además de que no tendrán la posibilidad de hacer alguna mención en temas relacionados con la perspectiva de género, la diversidad sexual o el feminismo.

“No se va a poder utilizar la letra -e, la arroba, la -x y [se va a] evitar la innecesaria inclusión del femenino en todos los documentos. Las perspectivas de género se han usado también como negocio de la política”, detalló el funcionario.

La medida ha generado reacciones encontradas en la sociedad argentina. Mientras que algunos sectores conservadores han elogiado la decisión de Milei, argumentando que protege la libertad de expresión y la neutralidad del Estado, otros han criticado la medida como un retroceso en materia de derechos humanos y una negación de la realidad social del país.

“El lenguaje inclusivo y la perspectiva de género son herramientas fundamentales para combatir la discriminación y la desigualdad”, afirmó la activista de derechos humanos Lucía Pérez.

Entérate: AMLO no descarta reunión con Javier Milei

Aseguró que:

“Prohibir su uso en la administración pública es una afrenta a los derechos de las mujeres y de las personas LGTB+ en Argentina”.

Por su parte, Milei ha defendido su decisión como un acto de “valentía” y “firmeza”.

Afirmó:

“El Estado no debe imponer una ideología sobre la sociedad… Estamos aquí para garantizar la igualdad de oportunidades y la libertad de todos los argentinos, sin importar su género, orientación sexual o identidad”.

El decreto de Milei ha generado un intenso debate en Argentina y ha puesto en primer plano la discusión sobre el papel del Estado en la promoción de la igualdad de género y la diversidad sexual.

Efrén Urrutia