Museo de la Ballena, una atracción turística y educativa para todas las edades

0
759
Fósiles en el Museo de la Ballena y Ciencias del Mar.

Durante los días de descanso previos, el Museo de la Ballena y Ciencias del Mar de La Paz recibió a cientos de visitantes interesados en conocer más acerca de la biodiversidad marina de Baja California Sur. Ubicado en la calle Antonio Navarro e Ignacio Altamirano, al lado del Teatro de la Ciudad, el equipo de la institución atendió a turistas provenientes de diferentes estados de México y otros países.

De acuerdo con el responsable del Museo de la Ballena, Francisco Gómez Díaz, durante las vacaciones se registró una mayor cantidad de turistas nacionales, y es en la temporada de observación de ballenas, de enero a marzo, cuando aumenta la cantidad de visitantes extranjeros, tal como destacó en la entrevista:

“Hemos recibido visitantes de Rusia, Dinamarca, Polonia, España, y también de otros países europeos que generalmente no nos visitaban. Algunos de ellos son especialistas en mamíferos marinos, aunque algunos incluso no tienen mar, pero se dedican a estudiar estas especies marinas”.

Los interesados pudieron explorar las diferentes áreas del museo, como la sección dedicada a la vaquita marina, el avistamiento de ballenas grises en el estado, así como la importancia de la ecolocalización de algunos cetáceos. Respecto a la cantidad de visitantes, el responsable comentó que el museo tiene una capacidad para recibir a una centena de personas y se registró una gran afluencia de turistas, principalmente durante la Semana Santa. También señaló que durante los días laborables hay un movimiento importante gracias a las visitas de centros escolares.

“Nuestro espacio es pequeño y tenemos una capacidad para recibir a 100 visitantes a la vez y atenderlos completamente en una visita guiada que dura entre 45 minutos y una hora. Siempre tenemos más o menos las mismas cantidades, y en ocasiones, durante los periodos no vacacionales, tenemos más visitas porque el 85% de nuestros visitantes históricamente son niños de nivel básico”.

Una gran cantidad de usuarios que realizaron el recorrido por el museo describieron haber tenido una experiencia agradable. El director Francisco Gómez señaló que esto representa un incentivo para seguir trabajando, especialmente en la ampliación de las instalaciones, ya que durante la temporada alta se suele tener una cantidad limitada de visitantes.

Mónica Urbina