Nevadas intensas paralizan al aeropuerto de Múnich; se congelan aviones

Las condiciones climáticas extremas han obstaculizado el funcionamiento de los servicios de transporte en gran parte de Europa
0
1353
Aviones congelados en Aeropuerto de Múnich

El sur de Alemania se ha visto sumido en el caos mientras una inesperada tormenta de nieve cubre más del 60 por ciento de Europa. Aviones privados que se preparan para partir para una conferencia sobre “Cambio climático” en Dubái quedaron congelados en la pista del aeropuerto de Múnich, en Alemania.

Las autoridades se vieron forzadas a suspender múltiples vuelos en respuesta a las intensas nevadas, con más de 760 vuelos afectados directamente. El cierre del aeropuerto se prolongó hasta las primeras horas del domingo, dejando a los pasajeros en espera de retrasos y cancelaciones en todo el continente europeo.

Las condiciones climáticas extremas han obstaculizado el funcionamiento de los servicios de transporte, con la paralización de la mayoría de los autobuses, tranvías y trenes de cercanías en la región. La advertencia de las autoridades a los residentes de quedarse en sus hogares ha sido una medida de seguridad ante el colapso generalizado de la movilidad.

La magnitud de la tormenta ha sorprendido a los servicios meteorológicos, reportando caídas de nieve que superan los 40 centímetros durante la noche del viernes al sábado. Múnich, uno de los puntos más afectados, ha registrado cerca de 43 centímetros de nieve, mientras que en Rotthalmünster, en Baviera, la acumulación ha alcanzado casi 73 centímetros, marcando cifras récord para la región.

El Aeropuerto de Múnich se ha convertido en el escenario de una imagen peculiar: varios aviones, incluyendo algunas aeronaves privadas, quedaron congelados en la pista de despegue. Entre estos aviones se encontraban aquellos programados para dirigirse a la conferencia sobre “Cambio climático” en Dubái, captando la atención en las redes sociales.

La ironía no pasó desapercibida para los internautas, quienes señalaron que los propietarios de estas aeronaves, en su mayoría millonarios, se preparaban para abordar vuelos cuyas emisiones de CO2 contribuyen al cambio climático, hecho irónicamente responsable de las condiciones climáticas extremas que les impedían despegar hacia la cumbre del clima.

A medida que las autoridades intentan restablecer la normalidad en medio de este caos invernal, el cierre del Aeropuerto de Múnich y las cancelaciones masivas de vuelos sirven como un recordatorio de los desafíos que plantea el cambio climático y las acciones necesarias para abordar este fenómeno a nivel mundial.

Efrén Urrutia
EtiquetasHeladas