Putin cumple con la “Epifanía” y se zambulle en agua helada

Como cada año, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, celebró la Epifanía, por lo que se zambullo en agua helada
0
1990
Putin zambullendose en aguas frías por Epifanía

A fin de conmemorar la Epifanía, celebración cristiana relacionada con el nacimiento y bautismo de Cristo, este viernes 19 de enero, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, se zambulló en una poza con agua helada.

“Sí, tradicionalmente lo hace con ocasión de la Epifanía“, afirmó en  rueda de prensa el portavoz del KremlinDmitri Peskov.

Tal como marca la tradición, Putin, vestido únicamente con un short azul, se zambulló en tres ocasiones en una poza en forma de cruz, antes de cada inmersión se persignó, tal como se hace en la religión ortodoxa.

Se sabe que dicha celebración es de suma importancia para Putin, pues la efectúa año con año, la única ocasión que no la llevó a cabo fue en 2022 por motivos de la pandemia por Covid-19. Aun en 2021, cuando la pandemia ya había sido declarada y estaba causando estragos.

Este año, las ceremonias se llevaron a cabo con normalidad a lo largo de todo el país, excepto en Bélgorod, una ciudad fronteriza con Ucrania, que se ha convertido en objetivo constante de ataques del Ejército ucraniano.

Los popes ortodoxos bendijeron desde la madrugada con crucifijos de plata miles de pozas, estanques, ríos e incluso claros en el mar para que los rusos pudieran cumplir con la sagrada costumbre de la Epifanía.

Los fieles deben sumergirse tres veces en el agua, al tiempo que se persignan y piden a Dios que expíe sus pecados; rezan por su propia alma y la de sus seres queridos.

Así mismo, este, día, una fecha en la que se rememora el bautismo de Jesucristo por San Juan Bautista en el río Jordán, millones de rusos acuden a las iglesias para recoger en botellas, el agua bendecida por los popes.

Llamna Gómez Pardo