Trabajador denuncia despido tras sufrir accidente en la obra de la Tamaral

Un trabajador que se encontraba laborando en la construcción de la avenida Tamaral denunció que fue despedido injustificadamente y sin recibir liquidación después de sufrir un accidente al caer en un registro
0
2143
Obra de construcción en Nicolás Tamaral

Un ciudadano, Leopoldo Calleja Clemente de 67 años, compartió su experiencia de sufrir lesiones mientras trabajaba en la vialidad Padre Nicolás Tamaral, en construcción en la delegación de Cabo San Lucas. Ahora, busca apoyo para continuar con su tratamiento después de ser despedido sin liquidación, ni justificación el pasado lunes.

Calleja Clemente explicó que, hace aproximadamente 15 días, mientras trabajaba cortando el piso, no se percató de un registro abierto y cayó dentro de él, sufriendo una contusión en la cadera izquierda, un hematoma en el muslo derecho y un esguince de rodilla, según la evaluación médica.

A pesar de que se esperaba que la construcción de la avenida Padre Nicolás Tamaral finalizara para el 15 de marzo, el gobernador de Baja California Sur, Víctor Castro Cosío, anunció recientemente que la entrega se pospondrá un mes y medio más debido a asuntos pendientes como las aceras y el alumbrado.

Trabajador de obra herido

“Hace aproximadamente 15 días estaba yo trabajando y habían coladeras abiertas, los registros estaban abiertos y andábamos cortando el piso con una máquina, yo iba adelante pero no me fije que había un registro ahí cerca, bueno, ya lo había visto pero la verdad se me fue y caí adentro (…) Yo todavía me siento un poco mal, nada más que yo me presenté a trabajar, nomás una semana tuve incapacitado, osea sin trabajar, y ya a la otra semana me presenté, pero con molestia, y ahora resulta que el señor ya me despidió”, expresó Leopoldo Calleja Clemente.

La empresa MUT Infraestructura S.A de C.V está a cargo de la pavimentación de la avenida Nicolás Tamaral, según la información disponible, sin embargo, el señor Calleja Clemente mencionó que desconoce el nombre exacto de la constructora, ya que, al comenzar a trabajar a principios de enero de este año, se dirigió a un contratista de la empresa, quien le indicó que no era necesario presentar los papeles para el contrato, ya que se trataba de un trabajo temporal. Clemente aceptó esta condición debido a la necesidad de tener un empleo para sostener a su hogar.

El señor de la tercera edad señaló que, en relación con las lesiones sufridas, recibió apoyo parcial para la atención médica, aunque tuvo que costear una consulta por su cuenta. Al solicitar el pago al contratista, este reaccionó molesto, le abonó y le informó que había sido despedido el lunes 4 de marzo, sin recibir liquidación.

Calleja Clemente enfatizó que la empresa no quiere hacerse cargo de su tratamiento, el cual es costoso. Dada su situación económica, de salud y su edad, le resulta complicado continuar. Solicita el apoyo de las autoridades ante esta situación y que otro trabajador no pase por una situación similar. Aunque también mencionó que considera actuar por la vía legal.

GC

Daniela Lara