Una vela por cada perro y gato que han fallecido en las calles

En conmemoración por cada animal doméstico que ha perdido la vida en las calles, amantes de los animales se reunieron en el kiosco de la ciudad de La Paz para encender velas en un solemne y cálido evento
0
933
Velas en honor a perros fallecidos

Amantes de los animales se reunieron en el malecón en la ciudad de La Paz para conmemorar a perros y gatos, que fallecieron estando en situación de calle, encendieron velas y dieron un mensaje a la población sobre la importancia de brindarles a los animales domésticos cariño y respeto.

María José Revilla, voluntaria de la asociación “Amigos de Cuatro Patas”, explicó por qué estaban reunidos mencionando que mandan luz y esperanza a los animales que siguen sin un hogar, ya que son muchas las denuncias ciudadanas de mascotas perdidas o callejeros que sufren de maltratos, desnutrición y accidentes.

“Esta noche estamos aquí, vamos a hacer una ceremonia de encendido de velas, las velas son para conmemorar la vida de los perritos y gatos que han muerto esperando un hogar, sea en la calle, refugios, donde sea y también mandar luz y esperanza a los que siguen esperando un hogar, es el motivo de nuestra ceremonia de hoy”.

° Voluntarios por los Perros de La Paz invita a “Recuérdame este Jueves”

Mensaje sobre para adoptar perros de la calle

En otros países se encienden velas al mismo tiempo con el propósito de concientizar a todas las regiones del mundo sobre la situación que viven los perros callejeros, y cómo se les puede brindar una solución adecuada como tratamientos veterinarios y reubicación para mejorar su calidad de vida.

“Participan más de 150 países el mismo día, la misma hora, no por las diferencias horarias, pero siempre es el último jueves de septiembre cuando se hace este evento, se llama Remember Me Thursday, recuérdame jueves”.

Se espera que cada año se promueva el cuidado y rescate de animales callejeros, para que finalmente reduzca considerablemente el preocupante índice de decesos de animales domésticos en las calles y que estos gocen de una vida digna.

Raúl de León