¡Alerta! Tormenta geomagnética de “condiciones extremas” golpea a la Tierra

Esta inusual tormenta geomagnética ha generado preocupación debido a sus posibles efectos en las comunicaciones satelitales
0
1193
Aurora boreales en el norte de la tierra por tormenta

El Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA anunció este viernes 10 de mayo que la Tierra ha sido impactada por una tormenta geomagnética de “condiciones extremas” no vista desde 2003. Esta fenomenal perturbación cósmica, categorizada como G5 de “peligrosidad extrema”, alcanzó al planeta azul a las 16:54 horas (tiempo del Centro de México).

“Condiciones EXTREMAS (G5) alcanzaron la Tierra a las 6:54 pm EDT. Es probable que persista una tormenta geomagnética durante el fin de semana, dado que varias eyecciones de masa coronal dirigidas a la Tierra están en tránsito”, afirmaron los expertos.

Esta inusual tormenta geomagnética ha generado preocupación debido a sus posibles efectos en las comunicaciones satelitales y otros servicios como los eléctricos, que podrían verse afectados desde este viernes 10 de mayo hasta el próximo domingo 12, según los pronósticos emitidos por la NOAA.

Entérate: Australiano asesinado: Novia revela su último mensaje de voz

El fenómeno, que escaló desde una alerta de tormenta geomagnética severa (G4) emitida el 9 de mayo, es el resultado de una actividad solar inusual que ha desencadenado grandes grupos de manchas solares y llamaradas. Los expertos señalan que esta es la primera tormenta de tal magnitud desde enero de 2005 y la tercera durante el ciclo solar iniciado en diciembre de 2019.

Un reporte de la NOAA detalló que la tormenta geomagnética, que inició a las 07:34 horas de la Ciudad de México, podría persistir hasta el día 12. Durante la tarde de este viernes, la NOAA confirmó la llegada de condiciones extremas a la Tierra, así como la probabilidad de una tormenta geomagnética durante el fin de semana.

¿Qué afectaciones dejará a la Tierra la tormenta geomagnética?

Los expertos atribuyen esta tormenta a al menos cinco eyecciones de masa coronal (CME) dirigidas a la Tierra, así como a varias llamaradas fuertes asociadas con un cúmulo grande y magnéticamente complejo de manchas solares (región 3664 de la NOAA), que tiene 16 veces el diámetro de la Tierra.

Los pronósticos sugieren que, aunque no es una tormenta inusual, se podrían presentar impactos en las comunicaciones, especialmente en las regiones polares, dispositivos GPS, redes eléctricas, navegación por satélite y otros sistemas tecnológicos. Además, se alerta sobre posibles riesgos para los lanzamientos espaciales, por lo que la NOAA ha notificado a los operadores de infraestructuras críticas para tomar medidas preventivas.

Efrén Urrutia